lunes, 10 de octubre de 2016

Meditación para Cargar tus Alas de Ángel con Luz y hacerlas ”Reales”

Los Ángeles también Meditan

La siguiente meditación o trabajo con energías está diseñado para que tus Alas de Ángel no sean solo una idea, un pensamiento sino una realidad energética, una realidad de luz a las que más tarde le podrás cambiar la frecuencia vibratoria según para que menester determinado las desees utilizar.

El requisito previo es que conozcas la Anatomía Espiritual Humana. Te recomiendo (en caso de que no sepas nada al respecto) que visites la etiqueta ”Anatomía del Espíritu” en este mismo blog:
http://sistemasanaciontinerfe.blogspot.com.ar/search/label/Anatom%C3%ADa%20del%20Espiritu


Las Alas de Ángel parten de la parte dorsal del Chakra Corazón

MEDITACIÓN

  • De pie, brazos situados a lo largo del cuerpo de forma natural, cierra los ojos.
  • Imagínate una esfera de luz en la ”Estrella del Alma” ( a unos 15 centímetros sobre tu cabeza).
  • Inspira (guíala con tu respiración) esa luz desde la ”Estrella del Alma” hasta la ”Estrella del Núcleo” (ombligo) a través de la ”Línea Hara”.
  • Mantén la luz en la ”Estrella del Núcleo” (y tu respiración) unos segundos (tanto como te sea cómodo).
  • Expira (guíala con tu espiración  la luz desde la ”Estrella del Núcleo” hasta el Chakra del Corazón y "empújela" hacia atrás (parte dorsal del Chakra del Corazón donde están ancladas tus Alas de Ángel) llenando con luz tus Alas de Ángel al completo.
  • Repite el proceso anterior durante 20 minutos, guiando la luz con tu respiración para cargar energéticamente tus Alas de Ángel

La Frecuencia Vibratoria de la Luz será el Poder de tus Alas

Este trabajo energético lo podrás llevar a cabo varias veces al día hasta que te hagas consciente de que posees unas Alas de Ángel de luz poderosas.

Date cuenta de que el aspecto dorsal del Chakra del Corazón donde se anclan tus alas y a través del cual las cargas con luz es el aspecto vibratorio de la voluntad del amor. Realmente estás creando unas alas de amor.

Tus Alas de Ángel las puedes visualizar cerradas detrás de tu espalda e ir abriéndolas de a poco con cada espiración (carga de de luz) hasta que las ”veas” grandes y poderosas.

La luz la visualizarás de color blanco o dorado.

Al final de la meditación como después de cualquier trabajo energético con tus Alas de Ángel recógelas a su posición original, o sea, quietitas tras de tu espalda.

Que lo disfrutes y hasta pronto

Damián Alvarez
Gran Era del Amor