viernes, 31 de enero de 2020

La Música de Dios: El Silencio


El Silencio: El Gran Sonido de Dios

¿La Creación sonando junta es una Gran Composición? ¿Cuál es la Música de Dios?

Que ¿por qué desafinamos? La respuesta es obvia, aunque hablemos de galaxias, universos, agujeros negros o lo que quieras, pues porque somos idiotas. Los únicos seres en el universo a los que Dios les "permite" desafinar es a los seres humanos y a los seres espirituales negativos.

Dios dotó al ser humano con libre albedrío para que pudiera escoger de propia voluntad el cantar la gran canción del amor. Una canción que mantiene, sostiene, protege, conserva, desarrolla, pero algunos seres humanos (manipulados por los seres espirituales negativos), lo único que hacen es graznar como cuervos enfurecidos destruyendo todo a su paso.

Nunca, nunca, nunca, encontrarás en la creación divina ningún ser, que, por propia voluntad, destruya su medio ambiente y el de los demás con su desafinado cantar.

El Ruido NO Existe en la Creación Divina, solo el Sonido Perfecto

Por otro lado tenemos a los seres espirituales negativos (demonios, ángeles rebeldes), que no teniendo libre albedrío se rebelaron contra su naturaleza angelical y Su Creador, y que intentan con sus arritmias destruir la creación divina, ayudándose del "coro" de los únicos seres espirituales creados a imagen de Dios (porque conocen el potencial humano).

Dios es Música, una Canción Perfecta por lo que, los que cantan y tocan desafinados están fuera de la naturaleza divina. Realmente no existen, porque fuera del amor no existe nada, ni siquiera sonido sino vacío.

Tenemos claro que Dios es el Todo: Las estrellas y el espacio entre ellas, los protones y neutrones y el espacio entre ellos. Todo sostenido por el sonido del Verbo.

Por lo tanto, el silencio no existe. Así pues, la Gran Composición, la Música de Dios, es el Silencio,
... escucha y oirás.

Damián Alvarez
*Los Artículos de Damián Alvarez son partes de Libros con Copyright por lo que se Reservan todos los Derechos.





Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

jueves, 30 de enero de 2020

La Música de Dios. La Gran Composición. La Sinfonía de la Vida

La Música de Dios. La Música del Amor. La Sinfonía Perfecta

¿La Creación sonando junta es una Gran Composición? ¿Cuál es la Música de Dios?

Pues, la verdad, que esta última pregunta es la más fácil de responder ya que ahora tenemos una buena base.

Algunos asocian la música de arpa, la de órgano de iglesia, los cantos gregorianos, etc., a la música angelical o divina, y, en verdad, es verdad, que esta música, estos sonidos, se crean con una frecuencia muy elevada, pero no por baja que sea esa frecuencia como la del toque rítmico del tambor o el sonido de los latidos del corazón se escapan a lo divino.

Si pensamos en el Verbo como unas energías constantes, rítmicas que entran en resonancia con sigo mismas en un existir eterno e infinito, que se desdoblan para crear tanto lo espiritual como lo físico, pues el mantra "Aum" nos da una idea mental mundana de lo más cerca que podemos entender el sonido de Dios.

Sabemos que Dios es Todo, el Todo. Sabemos también que Dios es en Sí Mismo (Metratron y Shekinah. Energía Creadora consciente). El todo es la Música de Dios, o sea, que Dios es en su esencia sin más, pero también sabemos que Dios es también sus energías creadoras y la creación. 

La Música de Dios es el Sonido Divino, el Sonido de sus Energías
Creativas (Amor), en Camino hacia la Manifestación
 y el Sonido de la Creación

Nada existe fuera de Dios, del Todo. Todo es parte y se sostiene por Dios. Dios Es. El Universo Es. Con otras palabras se podría explicar de la siguiente manera: Dios Es, Dios es sus Energías Creadoras y Dios es la Creación, o de forma religiosa: Padre, Espíritu Santo e Hijo (la Trinidad).

Lo más cerca que podemos llegar a los sonidos del Espíritu Santo es lo que denominamos "canto o rezo en lenguas", y que ya hemos visto. También las energías del Espíritu Santo se caracterizan por constancia, perseverancia, ritmo monótono continuo.

No es rebuscado. Se sabe que utilizando un ritmo constante sobre la materia se puede alterar de forma positiva o negativa su estructura molecular. De la misma forma, toda creación se sostiene gracias a un plano energético (el etérico), constante y sin variación. Un plano por donde se mueven las células para crear estructuras, sistemas, órganos, ...

Ya tenemos los tres aspectos de Dios, y cada uno de ellos, y todos juntos formarían la "sinfonía de la vida".


... continuará

Damián Alvarez

miércoles, 29 de enero de 2020

El Sonido de las Brujerías y el Sonido de los Seres Negativos

El Sonido, al ser Energía, se puede Utilizar para Causar Daño

¿Las energías negativas o desequilibrios suenan de otra manera, desafinado?  o sea, Sí supiéramos escuchar ¿podríamos oír la enfermedad o el desequilibrio?

Con lo expuesto anteriormente, tenemos que estar de acuerdo que se podrían hacer brujerías, y de hecho se hacen, con sonidos desafinados (por llamarlos de alguna manera), para crear desequilibrios y enfermedades en el cuerpo y alma de la víctima.

Durante mi vida profesional me he encontrado, sobre todo, con sonidos forzados, con el sonido que producen el choque de espadas, de cuchillos, de platillos, de cristales rotos, de sierras y hasta gruñidos y gritos terroríficos.

Te das cuenta de que los sonidos negativos son de frecuencia muy baja, ásperos, crujientes, o  demasiado agudos, no tienen suavidad y no se encuentra armonía, paz y confort en ellos. Realmente, los sonidos negativos interrumpen el flujo amoroso de la vida, y la vida, a trompicones, intenta abrirse paso también, con su enfermedad, y el sonido característico que pueda tener.

Los Sonidos Horribles de los Seres Negativos pueden ser Audibles

Las brujerías con sonidos se suelen hacer, más que nada, en el cerebro, corazón o chakras mayores de las víctimas, y/o su medio ambiente.

El sonido que pueden producir los seres espirituales negativos son irritantes, molestos, muy agudos, y/o tan continuos, como lo mal llamado, muchas veces "tinitus", que pueden llegar a enloquecer a cualquiera, cuando siquiera puede dejar de oír mientras intenta dormir.

Gritos muy altos, con llamadas desafiantes, amenazas, etc., que solo tu escuchas, aunque estés rodeado de otras personas, también son un clásico. Así mismo las risotadas burlezcas, y el "ñañañañañañaña" como el que algunos hacíamos de niños para burlarnos de otros niños.

Cuando obtienes esta información que te estoy dando, te das cuenta de que todo va encajando, de que todo va cobrando un sentido, hasta lo que nunca antes pareció tenerlo.

Damián Alvarez





Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

martes, 28 de enero de 2020

Los Sonidos de las Enfermedades y los Sonidos que Causan la Enfermedad


Las Enfermedades producen Sonidos Negativos
y los Sonidos Negativos Enferman

¿Las energías negativas o desequilibrios suenan de otra manera, desafinado?  o sea, Sí supiéramos escuchar ¿podríamos oír la enfermedad o el desequilibrio?

Por supuesto que las energías negativas, que precisamente son las que desequilibran los chakras y hacen daño a los órganos vitales también se pueden oír, aunque no serían sonidos agradables, pero los "sentiríamos". De hecho ya lo hacemos.

La duda es que, como siempre, no vemos debajo o más allá de las cosas físicas (tan solo porque no nos han educado a ello), y creemos que solo se oye con los oídos cuando tenemos siete chakras que son como siete oídos energéticos a nuestra entera disposición.

Si podemos sentir el amor o el deseo sexual de otra persona (con nuestro sistema de chakras, aunque no seamos conscientes de ello), es porque lo estamos percibiendo de alguna manera, y esa energía que captamos debe de ser aromática, cromática y sonora (por lo mínimo).

Los Sonidos, aunque no sean Audibles pueden Producir Daño

Sí, las energías negativas suenan mal, muy mal, golpean en nuestro interior como grandes bombos y el sonido de platillos. Eso si nos referimos por ejemplo a energía de cansancio mental o físico.

Pero, también sabemos que existen diferentes tipos de energías negativas, y aunque no haya investigado el total de ellas, estoy seguro que todas y cada una de esas energías negativas tienen su propio sonido, No podría ser de otra manera.

Las enfermedades y desequilibrios, al ser creadas con energías negativas, siempre producen sonidos desafinados. El desequilibrio es precisamente eso: falta de armonía, de ritmo, de melodía.

Pero tenemos que diferenciar entre los sonidos negativos o los sonidos que producen las energías negativas y que enferman al ser humano y los sonidos que producen las enfermedades.


... continuará

Damián Alvarez

lunes, 27 de enero de 2020

Escuchar con el Alma. Sonidos Enfermos y Sonidos que Sanan

El Sonido que no se Oye se Escucha con el Alma

¿Las energías negativas o desequilibrios suenan de otra manera, desafinado?  o sea, si supiéramos escuchar ¿podríamos oír la enfermedad o el desequilibrio?

Así es, ni más ni menos. Ya sabemos que todo movimiento, desarrollo, implica un sonido, por lo que deducimos que todo órgano (que por supuesto es dinámico porque está vivo), produce un sonido característico, así sea el corazón, el páncreas, el hígado o cualquier otro.

Si aprendiéramos (que se puede, ya he puesto con anterioridad el ejemplo del sonido que produce un páncreas que no produce insulina), a escuchar los órganos internos podríamos hacer una diferencia entre órganos sanos y órganos enfermos y actuar al respecto, impregnándolos con el sonido original primero en caso de que se enfermaran.

Para mí, lo clásico, lo más fácil, es sentir ("oír"), como late el corazón físico. Diferencio perfectamente entre arritmias, taquicardias, corazones estresados, corazones con algún tipo de enfermedad, y, por supuesto los corazones sanos, pero no te creas que los oigo con los oídos sino con el alma.

Los Órganos Humanos Producen, Absorben y Desprenden Energía

De la misma manera que sintonizamos con las energías de un cristal de cuarzo o con los sonidos de la música física, así también podemos sintonizar, gracias a las leyes de interacción y resonancia energética, con los sonidos de los órganos de cualquier otra persona, y claro está, usar esta información para hacer diagnósticos fidedignos y tratamientos personalizados completamente eficaces y previsibles.

Lo mismo sucede con las enfermedades y demás desequilibrios que puedan padecer los seres humanos y otros seres vivos. Todos producen un sonido.

Ya sabemos que a través de la imposición de manos se pueden canalizar sonidos, precisamente porque los sonidos son energías. Conociendo el sonido que deben de producir los órganos sanos se podrían canalizar para ayudar a que el paciente recupere su salud si estuviera enfermo, o sea, produciendo un sonido discorde con el primario y verdadero.

... continuará

Damián Alvarez





Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

domingo, 26 de enero de 2020

La Música de los Enamorados. La Música de la Sanación

¿Cuándo fue la última Vez que te Susurraron al Oído?

Gracias a la interacción y resonancia energética entre los seres humanos, un sanador, se supone que puede producir una sinfonía maravillosa, en cuerpo y alma del receptor de la terapia, aunque, en un principio suene desafinado, que para eso es la terapia.

Esa es la sanación, un canto de alabanza y gloria al amor, a la vida, y a Dios, un afinamiento del alma para que vibre (suene), con la misma frecuencia que la Gran Canción del Creador, y por tanto se produzca esa reconexión entre alma humana y Altísimo, pero no siempre, en verdad, casi nunca es así.

Ten en cuenta que, el tema que estamos tratando es desconocido para la gran mayoría de personas, incluidas las de nuestro ámbito. Piensa: ¿Cuándo fue la última vez que te cantaron una "nana", te susurraron palabras bonitas al oído, gimieron y suspiraron al unísono con tus gemidos y suspiros?

¿Cuánto Tiempo hace que no te Cantan una Canción?

Muchos, o quizás solo algunos "nuevos enamorados", podrían contestar de forma positiva ( o sea, así como desearíamos), a esta última pregunta pero ha sido música creada de forma inconsciente, espontanea, y no suele ser duradera, lo que se llama comúnmente el "flechazo de Cupido". Pocas personas, quizás ninguna, te contestará "ayer mismo mi marido o mujer me cantó una "nana", y terminé durmiéndome en sus brazos mientras yo también cantaba con él o ella".

Yo soy un terapeuta experimentado, y solo después de casi treinta años de profesión, y de más de treinta mil terapias, he podido introducir en las sesiones de sanación los gemidos suaves, susurros y suspiros, entre otros sonidos (todos ellos sanadores, reconfortantes, calmantes, relajantes, excitantes).

Los suspiros significan que la energía ha comenzado a fluir, a llegar allá donde hacía mucho tiempo que no llegaba. Los suspiros son la prueba de que la persona se ha relajado, se ha abierto, se ha deshecho de miedos, ha comenzado a respirar, a vivir, al fin y al cabo.

Los Sonidos Agradables llegan al Alma, llegan al Corazón

Los pequeños y suaves gemidos demuestran que los chakras "van entrando en camino", o sea, que así es el estado en el que realmente deben de estar, encontrarse, vibrar. Se suceden después de deshacer bloqueos energéticos. Un suave gemido significa "eso es bueno, me gusta, así es como debo de sentirme, así se está de maravilla, así es como deseo vivir, pero qué bueno".

Lo que te cuento, que es exclusivo, solo lo aceptan, lo interpretan de forma positiva, un uno por ciento de mis pacientes, aún un porcentaje menor se atreve a entrar en resonancia conmigo y suspirar junto a mi o a cantar conmigo (aunque en el fondo lo deseen), ya que sus prejuicios y tabúes  se lo impiden.

Decirte que terminar las terapias tarareando suavemente una corta melodía, y que tu paciente te siga tarareando también, no tiene valor, te lo aseguro.

Los Sonidos Positivos Sanan  porque son Expresiones de Amor

Nos damos cuenta, y de forma muy clara, que los sonidos positivos (aunque no siempre denominados "música"), nos unen, nos protegen, nos sanan, nos aman, ...

Así deberían de ser todas nuestras relaciones: "Un canto reconfortante de felicidad plena a la vida y al amor, para disfrute propio y del prójimo".

Como ya te habrás dado cuenta, Dios no es bobo, el alma es sabia, y la vida maravillosa. Si usáramos el potencial anímico natural con el que nos ha dotado nuestro Creador, viviríamos literalmente en la gloria.

Damián Alvarez
*Los Artículos de Damián Alvarez forman parte de Libros con Copyright por lo que se Reservan todos los Derechos.

viernes, 24 de enero de 2020

El Poder del Sonido en las Relaciones: La Canción del Amor

Tu Alma también Canta cuando está Contenta

Pero si hablamos de pareja, y si hay amor de por medio, ilusiones, pensamientos afines, deseos sexuales, etc., se puede crear una canción bonita conjunta, una canción de amor anímica, de hecho, está demostrado que las personas que viven juntas suelen sincronizar mutuamente sus latidos del corazón.

Lo más probable suceda lo mismo con los demás órganos gracias a las Leyes de Interacción y Resonancia Energética, por lo que nos da la razón y nos ayuda a explicar tanto el "contagio energético" entre seres vivos como las "enfermedades familiares".

Pero también, por ejemplo, que la alegría y el buen humor es contagioso, así mismo la importancia del "eslabón sanador" (miembro de pareja, familia, grupo, que rompe la cadena de transmisión de energías negativas, transmutandolas en positivas o absorbiéndolas con su propia alma, para evitar el contagio energético a otros miembros del grupo que pertenece), en toda pareja y/o familia.

Canción de Amor: Dos Corazones latiendo como si Fueran solo Uno

Si tenemos relaciones negativas, nuestros chakras chocan con los  chakras de las otras personas, y sucede lo inevitable: A nivel físico podemos entablar discusiones, rechazarlo, no gustarnos, porque, como es el alma la que manda, hace que, a veces, fuera de todo "sentido común", evitemos a personas aparentemente maravillosas. Realmente, es a nivel anímico donde se produce el encontronazo sonoro/energético, y entonces, claro está,  puedes gritar, puedes chillar, puedes pelear, puedes crear y dirigir sonidos horribles, gritos de miedo, gritos pidiendo auxilio, etcétera, etcétera, aunque solo sea interiormente.

Las relaciones en el mundo, muy a pesar nuestro, pocas veces son positivas, o sea, basadas en el amor, así que, eso de almas gemelas, de el amor puro de toda la vida, etcétera, es muy difícil de encontrar, pero sí que lo podemos crear nosotros mismos (como sanadores que somos), a conciencia, pero, y repito, es muy difícil de encontrar una melodía, una canción de amor, producida por dos almas, libres de prejuicios, tabúes, miedos, expectativas, limitaciones, que se entregan la una a la otra confiando en ellos mismos, en el poder de la vida, en el poder del amor, en el poder de Dios, y crear así la sinfonía perfecta.


... continuará

Damián Alvarez
*Los Artículos de Damián Alvarez son partes de Libros con Copyright por lo que se Reservan todos los Derechos.




Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

jueves, 23 de enero de 2020

El Sonido de los Chakras. El Sonido del Silencio. La Vida es Sonido

Todo Movimiento produce Sonido, también el de los Chakras

La música, el sonido y/o el ruido es innato en el existir de todo ser vivo. Aparte de la  música, que sería característica, de todos los movimientos, todas las funciones inconscientes de los órganos en perfecto estado de salud, pues también, nosotros producimos sonidos con nuestros movimientos corporales como por ejemplo, cuando parpadeamos, cuando estornudamos, cuando bostezamos, cuando eructamos, cuando suspiramos, cuando respiramos, cuando roncamos. Todo es sonido, ya que todo es vida.

Ahora mismo, me estoy escuchando a mí mismo, y estoy escuchando como la energía fluye por mi cuerpo, mente y alma, y eso cuando la gente habla de estar en silencio, porque hasta el silencio se puede oír, porque, realmente nunca estamos en silencio total. (valgan todas las redundancias). El silencio no existe.

El Sonido del Silencio se puede Oír porque la Vida no calla Jamás

Encontrarse en silencio completo sería como parar el universo y eso es imposible. Ni siquiera podemos parar todas nuestras funciones físico-energéticas. Claro está que los cuerpos energéticos también son dinámicos, así mismo los chakras. Todos los centros energéticos del ser humano, desde los puntos de acupuntura hasta los chakras mayores, son espirales de energía que se mueven por sí solos, que se abastecen o crean, desprenden, envían, reciben, absorben frecuencias vibratorias. Crean sonidos.

Se deduce, por tanto, que si un ser humano se encuentra con otro ser humano y se interrelacionan, (sin tener que hablar de pareja), pues se crea una interacción energética de sonidos donde predominarían las energías más fuertes (elevadas), o más débiles (bajas), según se mire, ya que las energías negativas, aunque de frecuencia baja, pueden ser muy fuertes y desequilibrar a la persona con energías más elevadas.

... continuará

Damián Alvarez




Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

miércoles, 22 de enero de 2020

Sistema de Sanación Tinerfe. 30 Años Educando al Mundo en la Realidad de la Existencia

Educamos Tenerife, ... Educamos el Mundo ...

El ser humano ha sido educado con miedo durante unos 10.000 años, por lo que es tarea ardua el educarlo a que viva con amor (lo contrario al miedo), pero no es imposible. Además, es placentero educar amor con amor y llegar no solo a estar completamente sano sino también a ser feliz.

Desde hace ya algunos años, los Maestros y Terapeutas del “Sistema Natural de Sanación y Terapéutico Tinerfe” han llevado a cabo la tarea no solo de sanar al ser humano sino de educarlo en la “Verdad de la Realidad” para que no cometieran los mismos errores que antaño y no se volvieran a enfermar.

La raíz primera de toda enfermedad es el miedo. El ser humano no ha escogido por propia voluntad el “vivir con miedo” sino que le ha sido impuesto desde afuera por un “sistema” que quizás en su ignorancia y no por maldad no supo hacerlo mejor.

Nuevos tiempos corren, corren tiempos de cambio, ¿por qué no cambiar?, ¿por qué no probar algo nuevo y diferente para el bien de toda la Humanidad? ¿por qué seguir viviendo en la ignorancia, en la mentira?, ¿por qué seguir viendo a nuestros seres queridos enfermar, sufrir y morir cuando existe solución para sus males y problemas? ¿Es por orgullo, vanidad o soberbia? Los médicos, científicos, gobernantes siguen enfermando y muriendo y ¿qué médico, científico o gobernante no tiene un ser querido enfermo o muerto?.
¿Es que el orgullo es tal que preferimos ver sufrir a los nuestros que ayudarlos?, o ¿es quizás que los gobernantes son los primeros que viven en la ignorancia?

El Amor, la Paz, ... La Única Realidad ...

Sea como sea, debemos de ver la realidad. Ayuda existe, sabiduría también ¿por qué no intentarlo? Perder, no se va a perder nada. Peor de lo que estamos ahora, por supuesto que no lo vamos a estar tampoco.

Cambiar la realidad (o mentira), en la que vivimos es un proyecto de alto alcance, pero no muy difícil de llevar a cabo.
¿Cómo educar a que se ame al hijo del vecino como al tuyo propio?, ¿cómo educar a amarse a uno mismo por quién es y no por lo que posea?, ¿cómo educar a que te alegres con las alegrías del vecino?, ¿cómo educar a que se ame a sus enemigos?, ¿cómo educar a despilfarrar amor a brazos abiertos?, ¿cómo educar a amar?, etc.

Existen métodos de enseñanza, de trabajo, de estudios (consultar con Sistema Natural de Sanación Tinerfe). Se puede educar en primera mano a los médicos, enfermeras, maestros y profesores, para que ellos eduquen a los padres de familia, para que éstos eduquen a sus hijos a vivir con amor. Se puede introducir en los planes de estudios de guarderías, colegios y universidades como una asignatura más. Y al que más ame, mejor nota. ¡Sobresaliente!

Aprende a Sanar, ... Aprende a Vivir, ... Aprende a ser Feliz

Se podría educar hasta a los militares para que no vivieran con miedo.

Si el ser humano ha  recibido y aceptado (en reglas generales y mayoritariamente) una educación negativa, contra-natura que te lleva a problemas, a la infelicidad, a la enfermedad, al sufrimiento, a la perdición y a la muerte con tanta facilidad. ¿por qué no iba a aceptar una educación positiva, natural, llena de amor, que lo conduciría a conseguir paz interior, bienestar, salud y felicidad?


¿Qué un país, nación, planeta que viva con amor es un país débil? Muy lejos de la realidad. Vivir con amor no significa ser tonto o permitir que lo manipulen, lo obliguen lo dominen. Vivir con amor significa todo lo contrario. Piensen que el amor es la energía más poderosa del Universo, Dios es amor y el ser más respetado en el Infinito. El amor induce, causa respeto, pero que mucho respeto. Son solo las personas que viven con miedo que le tienen miedo al amor y prefieren evitarlo. El amor nunca ha hecho daño a nadie.
Con una educación verdadera de la realidad para el bien de toda la Humanidad, nadie perdería nada, al contrario, todos ganaríamos. Los únicos que perderían serían las empresas de pompas fúnebres, pero a ellos también se les educaría en el Arte y la Ciencia de Vivir con Amor.
Damián Alvarez
Creador del Sistema de Sanación Tinerfe

martes, 21 de enero de 2020

La Música del Cuerpo Humano. Las Medicinas y Terapias Vibracionales. La Medicina Preventiva es la mejor Medicina

¿Qué Sonidos Producen los Órganos Vitales del Ser Humano

Piensa tan solo, (como ya hemos visto), que todo movimiento, todo desarrollo, produce un sonido, ¿qué sonido puede producir la circulación de la sangre? ¿quizás como el de un arroyuelo?

Se sabe que el corazón late, y se escucha el latido del corazón. También escuchamos el "correr de las tripas", pero no qué sonido produce la sangre fluyendo por las venas y las arterias, que, realmente, es un río que fluye con muchos afluentes. Esos arroyuelos tienen que producir un sonido que se podrían grabar, y quizás sería melodioso o quizás no. La tensión demasiado alta o demasiado baja tiene que producir también diferentes tipos de sonidos.
¿Qué sonido produce el hígado, cuál es el sonido que produce el riñón, cómo suena el páncreas?

Yo sé, por ejemplo, que cuando el páncreas no produce insulina tiene un sonido seco, un sonido crujiente, como el de pisar sobre ramas secas, pero, ¿qué sonido tienen los órganos internos de cualquier ser vivo cuando están sanos y equilibrados? y ¿qué sonidos tienen cuando están enfermos de una manera o de otra?

Está Demostrado que la Música es Beneficiosa para el Corazón

De esta manera (conociendo lo anterior expuesto), podríamos, con alguna técnica sencilla, diagnosticar órganos enfermos y sanos, según el sonido que produjeran, y también podríamos, según el sonido que produjeran, (si ya hubiéramos controlado de antemano los diferentes sonidos de las diferentes enfermedades de cualquier órgano), pues, qué enfermedad padecerían ciertas personas, y como estaríamos haciéndole un diagnóstico energético, podríamos tratar a esas personas hasta de forma preventiva, ya que sabríamos de antemano que el paciente está produciendo un sonido que va a afectarle de forma negativa en un órgano determinado de su cuerpo físico en el futuro.

Conociendo el sonido que desprende una enfermedad determinada, podríamos, con terapias alternativas (vibracionales), como la musicoterapia, tratar a esa persona a nivel energético, o sea, de forma preventiva. Además, podríamos tratar el cuerpo físico con medicinas para que no se desarrollaran esas enfermedades.

Gracias a las Leyes de Interacción y Resonancia Energética
Tanto la Música como cualquier otro Sonido es Contagioso

Como vez, con estos descubrimientos, se abre un mundo de posibilidades ante nuestros ojos, que la ciencia no ha estudiado (que yo sepa), y, de, seguro, porque no le interesa reconocer que el ser humano es mucho más que un cuerpo físico, qué es un conglomerado de energías, como siempre han dicho los sanadores, y, quizás, nunca lo estudiará, por no darnos la razón.

¿ Qué sonido o ruido produce un dolor de cabeza, un derrame cerebral, un infarto cardiaco, una embolia, un ictus, o una trombosis? Sabemos que nada sucede de repente sino que la enfermedad es un desarrollo de bloqueos y desequilibrios energéticos crónicos. Nunca se ha podido decir mejor, más alto, y con tanta seguridad, hasta ahora, aquello de que "la medicina preventiva" es la mejor medicina.

... continuará

Damián Alvarez




Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)

lunes, 20 de enero de 2020

El Verbo. La Música de Dios (escucha y oirás) Nueva Publicación de Damián Alvarez

Tu También puedes Escuchar la Música de Dios

Yo sé (por experiencia terapéutica propia), por ejemplo, que cuando el páncreas no produce insulina tiene un sonido seco, un sonido crujiente, como el de pisar sobre ramas secas, pero, ¿qué sonido tienen los demás órganos internos del ser humano cuando están sanos y equilibrados?, y ¿qué sonidos producen cuando están enfermos de una manera o de otra?

Conociendo las respuestas a lo anterior expuesto, podríamos, con alguna técnica sencilla, diagnosticar órganos enfermos y sanos, según el sonido que produjeran, y también podríamos, según el sonido que produjeran, (si ya hubiéramos controlado con antelación los diferentes sonidos de las diferentes enfermedades de cualquier órgano), pues, qué enfermedad padecerían ciertas personas, y, como estaríamos haciéndole un diagnóstico energético, podríamos tratar a esas personas hasta de forma preventiva, ya que, sabríamos de antemano, que el paciente está produciendo un sonido, que va a afectarle de forma negativa en un órgano determinado de su cuerpo físico, en el futuro.

Conociendo el sonido que desprende una enfermedad determinada, podríamos, con terapias alternativas (vibracionales), como la musicoterapia, tratar a esa persona a nivel energético, o sea, de forma preventiva. Además, podríamos tratar el cuerpo físico con medicinas para que no se desarrollaran esas enfermedades a posteriori.

Con estos descubrimientos, se abre un mundo de posibilidades ante nuestros ojos, que la ciencia no ha estudiado (que yo sepa), y, de seguro, porque no le interesa reconocer que el ser humano es mucho más que un cuerpo físico, que es un conglomerado de energías, (como siempre han dicho los sanadores), nunca lo estudiará, por no darnos la razón.

¿Qué sonido o ruido produce un dolor de cabeza, un derrame cerebral, un infarto cardiaco, una embolia, un ictus, una trombosis? Sabemos que nada sucede de repente, sino que, la enfermedad es un desarrollo de bloqueos y desequilibrios energéticos crónicos. Sabemos, también, que un desequilibrio energético se manifiesta como enfermedad física después de muchos años, por lo que, nunca, se había podido decir, mejor, más alto, y con tanta seguridad, hasta ahora, aquello de que "la medicina preventiva es la mejor medicina".




Consigue el Libro "El Verbo, la Música de Dios" (enlace),
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en la Editorial de Amazon (enlace)
Gran Era del Amor