viernes, 1 de marzo de 2013

Color Azul Turquesa. Libertad de Expresión Emocional. Vida sin Tabúes. Chakra Garganta y Sacro Equilibrados


Color Turquesa. Equilibrio entre el Chakra Garganta y el Sacro

Color Turquesa. Paraíso. El Cielo y la Tierra la única Realidad

El color Turquesa es un color desenfadado, ligero, juvenil, desmesuradamente activo. Sueños de Paz, Amor, Felicidad y Libertad.

El Turquesa no tiene tabúes, ni prejuicios. Implanta en nuestra mente y Alma los deseos, la esperanza de la libertad.

Actividades al aire libre y fresco, contacto con la naturaleza y con otros seres humanos, pero sin tapujos de ninguna clase. De bañarse desnudo en el mar, de revolcarse en la hierba fresca, de gritar a los cuatro vientos “que maravillosa es la vida” y “que feliz soy”.

El Turquesa es el paraíso donde se mezcla el cielo y la tierra con respeto, amor y consideración, pero sin todas las responsabilidades y maneras de ser, costumbres, creencias erróneas innecesarias que el sistema ha implantado en nuestros corazones.

El color Azul Turquesa realmente “rompe cadenas”. Libera al pájaro enjaulado para que surque el cielo azul completamente libre.

Comunicación ágil, sin miedo a equivocarse, sin deber nada a nadie, sin ninguna explicación. Mi vida es mía, estoy aquí para vivir y disfrutar y nada más.

El Turquesa se puede usar de muchas maneras durante las terapias, desde el tratamiento de enfermedades de la piel como el uso terapéutico de bajar fiebre e inflamaciones varias debidas al exceso de calor, de color rojo, de concentración de energía, de infecciones en partes determinadas del cuerpo o en el cuerpo completo.

El Turquesa  libera el exceso de energía en el Chakra Sacro

Turquesa. Aires de Libertad. El mero hecho de Ser Tu Misma/o

Al ser un color refrigerante se utiliza para tratar infecciones en la garganta y otras afecciones en el aparato respiratorio. También como hemos dicho anteriormente, el Turquesa es beneficioso para tratar toda clase de afecciones epidérmicas e inflamaciones.

Pero el uso más común de este valioso color es en el tratamiento de las enfermedades asociadas al aparato respiratorio como lo pudieran ser el asma y las bronquitis, sobre todo las infantiles, ya que éstas se suelen manifestar por el abuso de poder  (chakra Sacro desequilibrado) o demasiado amor opresivo de los padres sobre los niños a los cuales “no dejan respirar”.

Con este color también se trata de forma efectiva la afonía, los cortes y cambios de voz (Chakra Garganta) causados por desequilibrios y/o bloqueos en el Chakra Sacro debidos sobre todo a frustraciones sexuales. Recuerde la relación directa entre el Chakra Sacro y el Chakra Garganta. Así mismo calma la irritación de garganta debida a los enfados que se expresan con la voz (a gritos).

El Turquesa también limpia y revitaliza todos los órganos interiores ya que depura la sangre y la abastece con oxigeno.

Metafísicamente, el Azul Turquesa limpia y protege de energías negativas (para tal menester lo usaban los indios americanos con sus cristales Turquesa). Ayuda en la comunicación y también en el desarrollo, así sea físico, mental, sentimental, emocional o espiritual.
Ansias de que puede existir un mundo mejor gobernado por Dios, donde todos los seres humanos podemos vivir en libertad, sin miedo. Realmente lo único que existe es el cielo y la tierra. La tierra, nuestro sustento físico y el cielo, la grandeza de nuestra Alma. El miedo oscurece el color Turquesa de tal manera que no lo deja brillar...

Damián Alvarez





Consigue el Libro "Chakra Sacro, Pasión de Vida"
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor:
http://www.bubok.es/autores/damianalvarez
Gran Era del Amor