viernes, 15 de diciembre de 2017

Brujerías. Barbarie e Ignorancia

Brujería: Envío Consciente de Energías Negativas para Dañar

Lo de las brujerías no me gusta nada, no sé cómo se pueden utilizar las energías para hacer algo malo y de donde vienen esas energías y de quien las cogen y quien les enseñan hacer estas barbaridades y como hay personas que hacen estas cosas o que las encargan. Increíble, ni siquiera es inteligente.

No, la verdad que el ser humano hace poco inteligente, no tienes sino que mirar  a tu alrededor y ver que la vida de la gran mayoría solo trata de materialismo, egoísmo, egocentrismo, dinero, ansias de poder y apariencias.
Las personas destruyen, no crean. Les da lo mismo el medio ambiente, la salud general, la armonía del universo o la armonía interior. A ellos les da lo mismo, solo desean dinero.

La fabricación, venta y distribución de armas, venenos, tráfico de seres humanos, drogas, y hasta medicinas que no tienen efecto alguno o efectos negativos tan solo por conseguir dinero. Les importa lo mismo si mueren 100 o 100.000 personas, lo único que les interesa a esas personas es los números en las cuentas bancarias, y así está el mundo, ese es el panorama que han creado los seres humanos supuestamente inteligentes: guerras, y destrucción por doquier.

Existen muchas personas (y lo he escuchado más de una vez), que venderían su alma al diablo por dinero.
Familias que se destruyen porque eligen el dinero y no el amor. Intereses, pleitos de herencias, robo a amigos, socios, hermanos, y hasta  luchas entre padres e hijos.
La verdad es que el amor brilla por su ausencia en el mundo actual, en el sistema actual.

Mucha gente no Cree en los Brujos pero siempre han Existido

A nadie le gusta lo de los brujos pero existir existen, y uno de los trabajos primordiales de los sanadores es deshacer brujerías, y luchar energéticamente contra brujos.
Por ejemplo, en muchas partes de España se anuncian abiertamente en periódicos y revistas, ofreciendo sus servicios de "amarres".

Se podría decir, claro está, como con todo, que si estos "brujillos de tres al cuarto" no tuvieran clientes pues no existirían. En parte es así, pero, por otro lado, las ansias de poder o tan solo de demostrar su poder es lo que los incita a atacar a sanadores.

Existen guerras espirituales, guerras energéticas. Existen grupos clandestinos que no trabajan con armas convencionales sino con armas energéticas. Apoyándose entre ellos y no dejando "levantar cabeza" a nadie que intente trabajar, abrir un negocio, una consulta, o cualquier cosa, en "sus zonas de influencia y control". Ellos son los que mandan, ellos son los que quieren estar bien puestos, y usan cualquier artimaña para destruirte.

En muchos países del mundo (en España también), estos brujos o grupos se dividen territorios donde ejercen su "poder".

Los Brujos (realmente), Venden su Alma por Poder, Dinero y Fama

Tu bien sabes que existen muchas y variadas energías negativas que se pueden canalizar de forma consciente: Rencor, odio, rabia, ... Pero los brujos profesionales expertos hacen tratos con seres espirituales negativos. Utilizan las energías de espíritus del mal para hacer daño a otros y conseguir poder material. Estos tratos se hacen a través de rituales, de ofrendas (hasta de sangre). Existe un gran panteón de seres espirituales negativos deseosos de probar las delicias mundanas (que se las proveen los brujos), y al mismo tiempo hacer el mal.

Los brujos no tienen muchos alumnos, no por que no puedan sino porque ellos mismos tienen miedo de que sus propios discípulos usen lo aprendido para destruirlos a ellos, por lo que acostumbran a enseñar y pasar sus poderes del mal a cambio de inmensas sumas de dinero, o cuando ya les queda muy poco tiempo de vida, y tan solo a una o dos personas, o sea, a sus lacayos, a sus esbirros más cercanos.

Los Sanadores pertenecientes a la Escuela del Sistema de Sanación Tinerfe (se supone), que están preparados para deshacer cualquier tipo de brujería, repeler cualquier ataque energético, luchar, y ganar guerras espirituales y proteger a sus alumnos.

Damián Avarez
Gran Era del Amor