martes, 6 de marzo de 2012

Color Amarillo

Color Amarillo. Fortaleza, Seguridad, Respeto, Confianza, Autoestima

El color Amarillo aporta seguridad en ti mismo, amor propio, optimismo. Refuerza tu Ego liberándote de pensamientos negativos sobre ti mismo, complejos, vergüenzas, inseguridades, timidez, y sobre todo de miedo a la vida y a otras personas.
El color Amarillo te fortalece, te llena de belleza y juventud. El Amarillo es el color de la Seguridad, de estar seguro de lo que se quiere y de estar seguro de que lo vas a conseguir. El Amarillo te hará brillar y vibrar en cuerpo y alma hasta que estés tan radiante como el sol mismo.

El color Amarillo es el Sol de Mediodía, el Sol de tu Vida. El León de tu Alma, que aunque templado y tranquilo, causa respeto y admiración con tan solo su presencia y su mínimo "rugir".

Sin el color Amarillo no existiría vida, es la luz del sol que beneficia a todo ser viviente, los días de verano que se desean interminables, la grandeza de la luz que se convierte en organismo vital.

Un día sin sol, sin color Amarillo es un día aburrido. Los días oscuros, nublados son tristes, nos merman las fuerzas, nos deprimen. El Amarillo revitaliza, rejuvenece, despierta nuestra Alma, mente y cuerpo físico, activa las hormonas y llena de ganas de vivir a la persona más decaída.

Color Amartillo. Belleza Radiante y Deslumbrante

El Amarillo despierta la mente, la agudiza, la potencia. Mayor concentración, mayor velocidad de pensamientos, mejor memoria, mayor capacidad intelectual.

El color Amarillo es el Sol de nuestra vida como citamos anteriormente. El Plexo Solar es el Sol de nuestra Alma. No es de extrañar que se use, entonces, de forma terapéutica para tratar este chakra y todas las patologías, afecciones, todos los órganos y funciones relacionadas y  asociadas con éste centro energético tan importante.
Con el Amarillo trataremos todos los problemas gastrointestinales, todos los problemas digestivos, enfermedades hepáticas y pancreáticas.
También se puede utilizar para tratar problemas psíquicos ligeros como la tensión y la ansiedad mental, mayormente en personas jóvenes estudiantes.

Metafísicamente, el color Amarillo es el color del semidiós, es el color del Hijo de Dios y el "pan nuestro de cada día". Sin los demás colores quizás podríamos vivir, pero a seguro de que sin el Amarillo no lo podríamos hacer.
Siendo el color que más llama la atención, ilumina cualquier noche con glamour. Es un color de gloria, de triunfo, de belleza profunda y juventud duradera. El Amarillo es brillo en la piel que llama la atención de los demás con poder seductor. Es el "laurel de los campeones", el trigo de la cosecha de verano, la uva en la vid y el vino brillante en la copa. Se le podría denominar el rey de los colores. Es la "prueba" de que Dios no se ha olvidado de nosotros y desea que nos sintamos bien, a gusto, con bienestar, realizados y completamente satisfechos de la vida.
Gran Era del Amor