jueves, 28 de febrero de 2019

Grandes Maestros de Sanación de Tenerife (Tertulia del Sistema de Sanación Tinerfe)

Grandes Maestros del Sistema de Sanación Tinerfe

Por la presente informamos que el próximo Sábado día 30 de Febrero (je, je, 2 de Marzo)nos reuniremos en la casa de Las Dehesas, a eso de las 11 de la mañana para debatir sobre la próxima presentación del Sistema de Sanación Tinerfe en el sur de la isla, aparte (claro está), de muchos otros temas que han surgido a lo largo de este último mes y que son de vital importancia para el desarrollo personal y espiritual de todos y cada uno.

Todos sois bienvenidos!!!





Abrazos
Damián Alvarez

miércoles, 27 de febrero de 2019

El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios. Nueva Publicación de Damián Alvarez (17 Libros para el Récord Guinness)

Son Mandatos, Son Ley, Son de Dios. El Gran Poder

El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios
(son Mandatos, son Ley, son de Dios)

Jesucristo se refiere a los Diez Mandamientos de la ley de Dios cuando un joven le pregunta cómo conseguir la vida eterna: “Maestro, ¿qué he de hacer yo de bueno para conseguir la vida eterna?”. Jesús responde: “Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. Y cita a su interlocutor los preceptos que se refieren al amor del prójimo: “No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás testimonio falso, honra a tu padre y a tu madre”. Finalmente, Jesús resume estos mandamientos de una manera positiva: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt 19, 16-19).

 El ser humano puede dirigir las energías de amor propias de forma consciente hacia otros seres de la creación, no solo conectándose él mismo con el ser amado sino también conectándose a Dios, creando una cadena perpetua, eterna, verás, de amor, entre toda la creación. La "cadena de amor" tendría siempre al menos tres eslabones: Dios, tú mismo, y el ser al que amas.  Con otras palabras, se podría decir que, cuando amas, conectas el ser amado al corazón de Dios vía tu propio corazón. Cuando amas vives, cuando amas expresas tu verdadero yo en la creación, cuando amas eres "uno" con Dios y todo el universo, y en ese estado es imposible de enfermar, en ese estado es imposible envejecer, en ese estado es imposible morir. En el estado de "amar" solo se "es" y se es feliz eternamente...




Consigue el Libro "El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios" (enlace), de Damián Alvarez

martes, 26 de febrero de 2019

No Usarás el Nombre de Dios en Vano. Segundo Mandamiento de la Ley de Dios. Relación entre el Ser Humano y Dios (Tercera Parte)

Eres Libre para Amar o no Amar a Dios pero sobre todo eres Libre
y esa Libertad te la ha Dado Dios, tu Creador. Respétalo

Cómo y cuando NO utilizar el Nombre de Dios:

No utilices nunca el Nombre de Dios para manipular, obligar, controlar, dividir, separar, crear rencillas, crear discordias, criticar, juzgar, o sea, nunca en base a tus miedos, prejuicios, tabúes o enseñanzas erróneas antiguas.

No utilices el Nombre de Dios con prepotencia, vanidad /o orgullo sino con humildad, igualdad, solidaridad, caridad, compasión. Entiende que tú no eres mejor que nadie porque sepas los secretos que encierran los Mandamientos de la Ley de Dios, de hecho, este es un buen momento para compartir con los demás estos "misterios", ocultos hasta ahora.

Soy consciente de que, a lo largo de toda la historia de la humanidad, se ha hecho mal uso del Nombre de Dios: En el Nombre de Dios se han creado guerras, en el Nombre de Dios se ha torturado y masacrado, en el Nombre de Dios se ha engañado y robado, y hasta en Nombre de Dios se ha violado, amén de las miles de supuestas profecías que se han dicho en Su Nombre. Ya es hora de poner el Nombre de Dios en el único lugar que le corresponde y convertirlo en el arquetipo positivo que se merece.

No utilices Nunca el Nombre de Dios para Destruir, Desunir, Matar
porque Dios es un Dios de Vida, Creación y Unión

No utilices el Nombre de Dios de forma interesada y egoísta, para engañar y sacar partido propio. Dios es de todos, Patrimonio de toda la Humanidad y demás seres que lo reconozcan.
Tampoco utilices el Nombre de Dios para amenazar, coaccionar, echar miedo, como muchas madres y padres hacen con sus hijos, presentándoles un Dios castigador: "Mira que Dios te va a castigar", "¿viste? Dios te castigó", etc.

Aún menos menosprecies a Dios. Mejor ser ateo que burlarse de Dios. La Biblia dice que el que no tiene sabiduría será perdonado pero el que tiene sabiduría y no la utiliza es como el perro que se come su propio vómito".

No te burles nunca de Dios, no lo insultes, no te vuelvas en contra de Él, no lo juzgues y condenes por tus propios pecados o basándote en tus enseñanzas erróneas. Tampoco que nadie te obligue a hacerte creer que Dios es cruel, injusto, pendenciero y vengativo.

Si Realmente eres Ateo pues Vive según tu Convicción y
No te Burles de, o Desprecies "lo que No Crees" como si fueras Tonto

Sé, a ciencia cierta, que muchos seres humanos solo se acuerdan de Dios cuando las cosas les van mal, cuando tienen problemas, realmente cuando las cosas no les van como ellos desean (relación interesada, egoísta y patética del ser humano con Dios), pero no te creas que se entabla siempre (casi nunca), una relación positiva, quizás basada en la oración, sino al revés, se acuerdan de Dios (aunque digan que son ateos), para insultarlo, despreciarlo, desprestigiarlo, juzgarlo de forma negativa, condenarlo.

Todos hemos oído alguna vez frases como "me cago en ..." "aquí no entra ni ...", "si ...  viera esto", "como ... puede permitir tanta injusticia", "...  no existe", "... está muerto", "... te castigará", y un largo etcétera.

Utiliza siempre el Nombre de Dios con amor, esperanza, justicia, honradez, sabiduría, justicia, templanza y mucha pero que mucha fe.

Pon siempre el Nombre de Dios en lo más alto de tu ser, de tu vida y de todo el universo. Entiende que Dios es mucho Dios, y siéntete orgullosa de ser Su amiga, de la relación tan buena que tienes con Él.

"Santificado sea Tu Nombre. Llenos están los cielos y la Tierra de Tu Nombre Jehovah".

Damián Alvarez

lunes, 25 de febrero de 2019

No Usarás el Nombre de Dios en Vano. Segundo Mandamiento de la Ley de Dios. Relación entre el Ser Humano y Dios (Segunda Parte)

Solo usa el Nombre de Dios con Amor, Justicia, Fe, Templanza

NO USARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO:

Cómo y cuándo utilizar del Nombre de Dios con Sabiduría, o sea, de forma correcta:

Pero ¿cómo podemos saber si estamos seguros siempre?, pues fácilmente, no uses el Nombre de Dios si no es sobre los "cimientos" de las virtudes del corazón:
Solo usa el Nombre de Dios en el nombre del amor porque Dios es Amor. Amando, actuando con amor, por amor siempre se puede utilizar Su Nombre. Nunca, nunca, nunca, utilices el Nombre de Dios con miedo, para huir, intentar escaparte de algo, cubrirte las espaldas, tener una excusa, cosas así. Dios te ayudará y protegerá mejor (realmente es así siempre), si usas Su Nombre pero sin miedo. Sé tú misma.

El Nombre de Dios no es un Secreto sino el mayor Poder

  • Solo usa el Nombre de Dios con mucha fe, independientemente si es una oración, una predicación, una profecía, una sanación. Que el Nombre de Dios "empujará" tus buenos deseos. Carga ese mantra y esos símbolos que forman el Tetragramaton con esa potencia energética que solo se merece Él, lo más elevado. Convierte el Nombre de Dios en el arquetipo más positivo y poderoso del universo con una fe inquebrantable.
  • Solo usa el Nombre de Dios con discreción y prudencia. No uses el Nombre de Dios en vano, a la ligera, sin ton ni son, sin argumentos, porque los seres espirituales negativos están siempre acechando, esperando que te equivoques para "tirársete" encima como fieras hambrientas. Los seres espirituales negativos no solo utilizarán a otros seres humanos, quizás con más facilidad de palabra que tu, para dejar el Nombre de Dios en evidencia, sino que ellos además te atacarán directamente quizás creándote mala conciencia por haber utilizado de manera equivocada el Nombre de Dios.Entiende que a los seres espirituales negativos no les interesa que Dios sea Dios y que sea el ser espiritual y físico (Su creación), lo más poderoso que existe. Aún menos les interesa que tu conozcas y transmitas a otras personas Su Poder.
  • Solo usa el Nombre de Dios en pro de la justicia, si estás cien por cien segura de que lo haces es de forma justa porque Dios es Justo siempre. No juzgues nunca en el Nombre de Dios sino más bien vive tú justamente, y que tu vida sea una prueba de la justicia divina.
Dios es Paz, Esperanza, Caridad, Sosiego, Unión, Fortaleza

  • Solo usa el Nombre de Dios de forma positiva, con esperanza porque Dios es Bueno y nos desea lo mejor, siempre podemos cambiar y mejorar, siempre podremos desandar lo andado con el perdón y el arrepentimiento, con las oportunidades que Dios nos da, siempre podemos comenzar a vivir de verdad y ser felices.
  • Solo usa el Nombre de Dios para ayudar a que los demás lleguen a ser tan sabios como tú. Estoy hablando de la caridad. Que los demás también puedan llegar a asemejarse a su Creador repartiendo igualdad de oportunidades, sin trampa, ni engaño, menos aún con vanidad y prepotencia. Un ejemplo de utilización del Nombre de Dios de forma correcta sin temor a equivocarse en este ejemplo sería "porque Dios dice que todos somos iguales, todos creados a imagen y semejanza Suya", y nadie jamás me lo podrá rebatir.
  • Solo usa el Nombre de Dios con templanza. Olvídate de usar el Nombre de Dios si te encuentras eufórica, alterada, enfadada, o bajo cualquier otro desequilibrio emocional, sentimental y/o mental. Cálmate primero. Dios es Grande, Dios es Bueno, Dios es Paz y Sosiego. Demuéstralo, tú puedes. No seas impulsiva, piensa las cosas antes de actuar y así no te tendrás que arrepentir nunca de tus palabras y acciones.
Así con todas las demás virtudes. Utiliza siempre el buen sentido común, y el lazo que te unirá con Dios, que construirás con Dios, hará que vuestra relación sea plena.




Consigue el Libro "El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios" (enlace), de Damián Alvarez

domingo, 24 de febrero de 2019

No Usarás el Nombre de Dios en Vano. Segundo Mandamiento de la Ley de Dios. Relación entre el Ser Humano y Dios (Primera Parte)

Se Prudente, Se Discreto, Se Sabio, cuando uses el Nombre de Dios

NO USARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO:

"No usarás el Nombre de Dios en vano", pero ¿qué significa realmente "vano". "Vano" significa ligero, a la ligera, de forma imprudente, con riesgo de equivocarse, sin base o sustento alguno, que no tiene fundamento, no tiene cimientos, no tiene fuerza ni poder, frágil, fácil de rebatir, no existen pruebas fiables que lo respalden, apoyen, mantengan, sin argumento fuerte tras de sí, etc.

Y ¿cuál es el Nombre de Dios? Nosotros sabemos que el nombre "propio" de Dios es "Jehovah", que significa "he sido, soy, seré". Jehovah es el Gran Yo Soy.

Y ¿por qué no debemos de usar el Nombre de Dios (Jehovah), en vano? La respuesta es obvia.
Jesucristo dice en la oración del "Padre Nuestro": "Santificado sea Tu Nombre".

Sabemos también que santificar significa "hacer sagrado", hacer santo, glorificar, alabar, bendecir, ponerlo en el único lugar que le corresponde, o sea, en el más elevado, ni más ni menos.

El Nombre de Dios siempre Fue, Es y Será lo más Elevado

En las iglesias católicas antiguas siempre se situaba el Nombre de Dios en lo más alto, en el lugar más elevado del templo, en el lugar predilecto, siempre pintado en oro y con un gran resplandor alrededor suyo. Las energías más poderosas del universo.

El ser humano solo debe de utilizar el Nombre de Dios cuando está seguro de ello, de su poder, de que es cierto, con justicia, honor, fortaleza, con argumentos imposibles de rebatir, sabiendo realmente lo que está diciendo y seguro al cien por cien de no estar equivocado. A Dios no se le puede dejar en entredicho, aún menos permitiendo que se discuta sobre si es cierto o no. Dios Es, y Dios Es siempre, y no ha existido, existe, ni existirá nada ni nadie que pueda hacer que Dios no Sea.

"Llenos están el cielo y la tierra de Tu Nombre, Jehovah", "Bendito el que viene en el Nombre del Señor".


No Jures en Vano. No Puedes Engañar a Nadie, aún menos a Dios

Cuando éramos pequeños solíamos "jurar por Dios" (en nuestra ignorancia de infantes), cuando queríamos demostrarle a los demás que estábamos diciendo la verdad. Este ejemplo, sin quererlo, demuestra cuando, en verdad, se puede utilizar el nombre de Dios, y exclusivamente: Cuando lo que decimos es cierto, es verdad.

Que nadie nunca pueda decir que utilizaste el Nombre de Dios en vano, ¿en qué lugar Lo (a Dios), dejarías entonces?

Dios es Sabio y Su Nombre se debe de utilizar solo con sabiduría. Si no estamos completamente seguros de utilizar "Su Nombre" de forma correcta, pues mejor no utilizarlo. Jura mejor por tu padre, tu madre o por tu prima pero no utilices el Nombre de Dios en vano.

Piensa también que el Nombre de Dios será "tu firma", el sello con lo que darás valor legal a tus contratos así sean verbales o escritos. Si dices por ejemplo: "esto es así porque lo dice Jehovah" es porque es así y siempre será así. Lo has firmado, lo has sellado con el Nombre de tu Dios.




Consigue el Libro "El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios" (enlace), de Damián Alvarez

sábado, 23 de febrero de 2019

Amarás a Dios sobre toda las Cosas. Primer Mandamiento de la Ley de Dios. Relación entre el Ser Humano y Dios (Segunda Parte)

Ama a Dios quien Ama Su Creación al Completo

AMARÁS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS:

Porque está claro que si te amas realmente deseas conservar tu cuerpo y alma por toda la eternidad y no las maltratarías. Cuando los Mandamientos te dan la clave para la vida eterna y no la utilizas pues te estás maltratando, y eso no es amor propio.

Pero no puedes olvidar: "Amarás a Dios sobre todas las cosas", no a tu cuerpo, ni a tu madre, ni a tu dinero, ni a tus posesiones, sino a Dios, porque nada es tuyo, y estás en este planeta para amar y no poseer. "Hasta de estas piedras Dios podría crear hijos suyos". Se como Dios, ama de forma desinteresada, y no por necesidad, interés, obligación.

Esta es la clave contra todo sufrimiento: "Amarás a Dios sobre todas las cosas".

En Tercer lugar, te puedo decir que no ama a Dios quien no ama a Su creación. Dios es un Dios de vida y no de muerte. Estamos en este planeta para manifestar la Voluntad de Dios en la Tierra. Nos hemos encarnado para actuar como la "mano" de Dios física. Estamos aquí para cuidar, proteger, conservar, aumentar la creación divina, o sea, el planeta.

No ama a Dios quien mata a los animales, contamina el agua, la tierra y el aire. No ama a Dios cuando pone sus intereses ante los demás (no es solidario), pero aún menos ama a Dios aquél que destruye lo que Dios creó (lo estamos haciendo).

Quien se Ama a sí Mismo está Amando la Creación divina

Hace ya unos años largos escribí un artículo que se titulaba "Sabios Terrenales, la Podredumbre de la Tierra":
  • No ama a Dios, ni a los demás, ni a sí mismo, ni a la creación aquél que inventa, construye y vende armas de destrucción masiva.
  • No ama a nadie aquél que crea, fabrica y vende medicamentos con efectos secundarios nocivos para la salud humana.
  • No ama aquél que crea una industria que contamina y mata a tanto animales, plantas como seres humanos.
  • No ama aquél que inventa aparatos, hace películas, etc. que "alimentan" la perversión humana hasta tal grado que el factor "espiritual", o "humano" desaparecen del ser humano que se convierte en algo peor que en un animal en celo (con todo el respeto hacia los animales, hablo de personas y no de animales). Personas que violan a bebés, niños, que tienen sexo con animales y otras aberraciones.

Vive para Dios y estarás por Encima de las Circunstancias

De todas formas, también sabemos que la clave contra el miedo (el miedo nos hace mucho daño y enferma), es hacer todo por Dios y para Dios.

No hagas las cosas para o por ti mismo, tampoco para obtener gloria, o palabras de halago porque caerás en la trampa, ya que siempre podrán despreciar tu creación y te llenarás de inseguridades. Crea por Dios y para Dios sin importarte lo que los demás piensen, sientan, digan de tu creación.

En verdad, eres la "mano" de Dios, eres la luz y la sal de la Tierra, la que ilumina y conserva. Estás aquí para guiar y sanar al mundo.




Consigue el Libro "El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios" (enlace), de Damián Alvarez

viernes, 22 de febrero de 2019

Amarás a Dios sobre toda las Cosas. Primer Mandamiento de la Ley de Dios. Relación entre el Ser Humano y Dios (Primera Parte)

Amarás a Dios sobre todas las Cosas, al Prójimo y a ti Mismo

AMARÁS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS:

Recuerda que los Mandamientos son órdenes, mandatos, se deben de cumplir obligatoriamente. No existe otra alternativa, otra opción, pero ¿cómo se ama a Dios?, si ni siquiera sabemos lo que es amor o cómo se ama (hablo en general).

En primer lugar, amaríamos a Dios cumpliendo con sus "Mandamientos de Amor". Nadie que no cumpla con los 10 mandamientos puede decir que ama a Dios. Amamos a Dios cuando vivimos como Dios manda. "No por mucho decir "señor, señor" entrarán en el reino de los Cielos", o "Quién es mi padre y mi hermano sino el que hace la voluntad de mi Padre", podría decir Jesucristo.

El amor es la sabiduría divina llevada a la práctica de forma pura, o sea, sin cambiarle nada.
En segundo lugar, amar al ser humano es amar a Dios: "Amarás a Dios sobre todas las cosas, al prójimo como a ti mismo", ¿recuerdas?, o "Toqué a tu puerta y no me abriste, tenía sed y no me diste de comer, ..."

Aquél que no Ama a Dios no se Ama a sí Mismo y Viceversa

¿Cómo puedes decir que amas a Dios cuando no amas a los demás seres humanos? ¿Cómo puedes decir que amas a Dios cuando ni siquiera te amas a ti mismo?
y ¿cómo se ama a los demás? pues permitiéndoles (no impidiéndole, o no obligándolos, o no deteniéndolos),  que cumplan con los mandamientos de la Ley de Dios.

Amas a los demás cuando les permites ser ellos mismos (siempre y cuando se comporten como ellos mismos, o sea, como seres creados a imagen de Dios).

Y ¿cómo se ama uno a sí mismo? pues siendo uno mismo, un ser creado a imagen de Dios con todo el potencial que ello conlleva, viviendo así como fue creado, sin miedos, prejuicios, tabúes, enseñanzas erróneas. Un ser humano que se cree insignificante, lleno de inseguridades, complejos y frustraciones, pues, ni ama a Dios (se queja a Dios de sus penurias, y ya sabemos que el que se queja es un malagradecido que "escupe a Dios a la cara"), ni a la vida (no le gusta la vida, la experimenta de forma negativa y cruel), ni a sí mismo (se auto-desprecia, no se gusta a sí mismo, cree que los demás son más guapos, inteligentes, tienen más, etc. Algunos se atreven hasta a decir que Dios se equivocó con ellos, o que Dios no existe porque, si no, ¿por qué tanto sufrimiento?) , o con otras palabras, o sobre todo, cumpliendo con los Mandamientos de la Ley de Dios.




Consigue el Libro "El Gran Poder en los Mandamientos de la Ley de Dios" (enlace), de Damián Alvarez

jueves, 21 de febrero de 2019

Metafísica de los Oídos (Segunda Parte)

Si no Escuchas por mucho que Oigas no podrás Entender y Aprender

Lo tienes que escuchar primero para poder entenderlo si lo quieres aprender. El oído es uno de los sentidos que más se utilizan en el aprendizaje. Si no escuchas no aprendes, si no aprendes no te desarrollas.

No escuchar a Dios, no escuchar las señales que te envía tu cuerpo, no escuchar la naturaleza, no escuchar tu intuición, no escucharte a ti mismo, no escuchar tus propias palabras ("no sé ni lo que dije"), hará que tu vida se estanque en lo que escuchaste y aprendiste en antaño cuando si estabas predispuesto a escuchar. Sabemos que la vida es dinámica, desarrollo eterno.

Por otro lado existen personas que solo desean escuchar lo que les interesa. Algunos escuchan solo por un oído y cierran el otro, solo se escuchan a sí mismos, o en cambio, solo atienden lo que los demás le dicen depreciando su propia comunicación interior.

Hasta tan solo por Curiosidad podemos Acentuar el Oído

Ponerle un filtro virtual al pabellón auditivo también es un clásico: "Si son buenas noticias las quiero escuchar si no, no". Quizás no se desea escuchar el pasado, la vida, los problemas de los demás ("no vengas a "comerme la oreja""), los problemas del mundo, no quiero saber nada del futuro, etc.

Por otro lado, las frustraciones, sobre todo en la infancia, como nombré al comienzo de este capítulo, marcan en grado sumo la manera de escuchar o no escuchar a lo largo de la vida: Nadie te escuchaba cuando eras pequeño, no te escuchaban porque eras niña, adolescente, mujercita ("cuando las mujeres hablan la cagan", no exagero, de verdad, o "cada vez que abres la boca "metes la pata", esto son cosa de mayores que los niños no tienen porque escuchar", "esto a ti no te interesa que eres pequeño".

La educación paterna traumatizante y frustrante a la vez, tampoco ayuda al infante en el desarrollo de su capacidad de escuchar: "Niños que casi literalmente cierran sus oídos para no escuchar los gritos de los padres", "este niño no escucha lo que se le dice", "escucha a todos los demás menos lo que le dicen los padres", "este niño solo escucha lo que le interesa", "siempre se mete donde no lo llaman". Todo lo anterior de forma negativa y despectiva.

Los Adolescentes suelen usar la Música
como una Barrera Energética ante sus Padres

Como pueden leer y para concluir, les quiero acentuar lo básica y, al mismo tiempo lógica que es la metafísica de las enfermedades, que como siempre he dicho (y este tema es un muy buen ejemplo), es para niños.

La guía anterior te puede acercar a hacer diagnósticos más o menos certeros conociendo claro está, el historial de vida del paciente.

No te olvides nunca que el aprendizaje es infinito, y que todo movimiento/desarrollo produce un sonido, y que esos sonidos los debemos escuchar para poder aprender.

Tampoco te olvides de la música, del canto de los pájaros, del sonido del viento, del movimiento de las estrellas, del sonido que produce el caminar o volar de un insecto.

Escucha con amor y no con miedo. Disfruta escuchando. Escucha tus propios pensamientos.
... y protégete de los ruidos, gritos y otras energías negativas que producen algunos sonidos.



Consigue el Libro:
de Damián Alvarez

miércoles, 20 de febrero de 2019

Metafísica de los Oídos (Primera Parte)

Metafísica de los Oídos: Cada cual Escucha lo que le Interesa

Las enfermedades de los oídos también están en relación directa con el chakra Garganta que estamos tratando. Las personas muy arraigadas a sus tradiciones, a sus enseñanzas antiguas, a lo convencional, que no están interesadas en las nuevas ideas progresistas, pues ni siquiera las escuchan aunque las oigan, por lo que les es muy difícil desarrollarse.

También el miedo que puede desprenderse de la inseguridad que conlleva lo nuevo (quizás están equivocados, "así se ha hecho, se ha dicho siempre", porque cambiar ahora), detienen muchas veces al ser humano en su desarrollo positivo. Realmente se puede tratar de obstinación, autoritarismo personal y, sobre todo, de la humillación que se puede sentir al equivocarse en los cambios.


Cuando estás 100% Segura de no estar Interesada en lo que se Dice
pues, en Verdad, No Escuchas Nada

En caso de problemas en los oídos, (que no en las orejas, que, aunque ayuda en la audición es tan solo el pabellón externo que protege el órgano auditivo, nuestra capacidad de escuchar y mantener el equilibrio), debemos fijarnos en cómo escuchamos o si realmente escuchamos: ¿deseamos realmente escuchar?, ¿descartamos  todo lo que oímos?, ¿no nos oímos a nosotros mismos, a nuestra "voz" interior?, ¿escuchamos demasiado a los demás olvidándonos de nuestros propios criterios?, ¿hace nuestra inseguridad que necesitemos escuchar lo mismo que nos dice nuestra alma de boca de otras personas?

A ciencia cierta puedo afirmar por experiencia propia que las enfermedades auditivas tienen mucho que ver con traumas (Plexo Solar), pero a traumas asociados a frustraciones (chakra Sacro). Sabemos que el chakra Sacro se encuentra en relación directa con el chakra Garganta. Me explico: No desear escuchar, oír, no poner interés en escuchar la verdad, la realidad porque la "verdad duele", hace que nuestras frustraciones salgan a flor de piel y nuestras emociones se vuelvan negativas. Escuchar, por ejemplo, que eres una persona mezquina, aunque sea verdad, duele.

¿Escuchas, Oyes? ¿Te entra por un Oído y te sale por el Otro?

Oír pero no escuchar porque realmente no estás interesado en nada o en ciertas cosas, o sea, que "abres" tus oídos a ciertas cosas pero no a otras, o quizás a ninguna. Un clásico de este ejemplo sería: "Me entra por un oído y me sale por el otro".

Otros clásicos "metafísicos" que podrían explicar las enfermedades auditivas podrían ser: "Si lo hacen no lo quiero saber/escuchar", o "a palabras necias oídos sordos", y este último, que no solo usan los niños, "taparse con las manos los oídos para no escuchar y decir en alto "lalalalalalalala"".
Está claro que si no escuchamos, no aprendemos, y por lo tanto, si no aprendemos no podemos planear ni desarrollarnos.

Claro está que se aprende con la experiencia, leyendo y viendo pero si no "escuchamos" lo que leemos o a la sabiduría de nuestra experiencia poco o nada aprenderemos.
Recordar que tanto la escritura como la lectura son formas de comunicación que también están bajo el influjo de las energías del chakra Garganta.




Consigue el Libro:
de Damián Alvarez

martes, 19 de febrero de 2019

Metafísica de la Nariz (Segunda Parte)

La Respiración es Vida porque Respiramos Energía Vital: Prana

Una guía, (también como "metafísica de niños), para diagnosticar y auto diagnosticar desequilibrios en el olfato sería la siguiente :
"¿Metes la nariz dónde no debes?" "¿No quieres respirar lo que existe a tu alrededor, no quieres respirar la energía de los demás?", "¿te da miedo oler la verdad que se oculta tras los demás?"

La respiración es vida. La respiración comienza en la nariz, y no es solo el oxigeno lo que mantiene nuestro organismo sino la energía ki que se encuentra en el aire. Imagínate por un momento poder pintar el aire de color rosa, pues se puede hacer fácilmente. A la energía ki "natural" se le puede cambiar de frecuencia creando un ambiente donde en verdad se pueda respirar. Aroma de jazmín, rosas o flor de azahar en un "calentador de aceites esenciales" cargará el medio ambiente con esas energías de color rosa. Con unos pocos conocimientos en aromaterapia podemos crear el aire que deseamos respirar y el aroma que queremos o necesitamos oler.

De todas maneras, siempre es bueno saber que es lo que se respira, aunque hoy en día, no mucha gente (quizás ninguna), pregunta: "¿qué tipo de aire o de energías se respiran en este lugar, es bueno o malo?", aunque lo pregunten sobre el agua.
La nariz, con estornudos y resoplidos liberan y protegen tu organismo físico. Tu olfato protege tu alma de energías dañinas.

Las alergias y sinusitis, aunque afecten directamente a tu nariz (chakra Garganta), con estornudos, también frustran (chakra Sacro). Pero su misión es protegerte de un ambiente que no es bueno para tu cuerpo y alma, muchas veces "dicen" que no te gusta dónde estás o con quién estás.

¿Metes la Nariz donde no Debes o no te Atreves ni a Respirar?

Así pues, el desear o no desear oler, oler demasiado o demasiado poco, oler a quién no deberías oler o oler a todo el mundo, no olerte a ti mismo u obsesionarte con tu olor, marca la diferencia.

Para concluir, puedo decir que, aunque hemos relegado el sentido del olfato al sentido de la vista y de oído, no por ello es menos importante. Debemos recuperar el poder del olfato, y hacerle más caso, que es, ni más ni menos, un sentido más y nos guía, nos enseña y nos protege cuando los demás sentidos se quedan cortos:
"Yo me lo olía antes de que se sucediera", "yo me olía algo raro", "las infidelidades se huelen", "se huele a kilómetros".

Apuntar que las emociones, sentimientos y hasta los pensamientos son energía, y como toda energía, produce un olor, aroma o mal olor. No es que el sistema de chakras mayores del ser humano sea (solo), un arco iris sino también un espectro ancho de maravillosos aromas (cuando está equilibrado, claro está).

Llévate por lo que hueles pero huele sin miedo y atrévete a "meter la nariz" dónde nunca antes la habías metido pero con discreción y prudencia. Te asombrarás de un nuevo encanto de la vida.



Consigue el Libro:
de Damián Alvarez

lunes, 18 de febrero de 2019

Metafísica de la Nariz (Primera Parte)

Hueles y te Huelen más de lo que Crees

Conozco personas que saben diferenciar, por ejemplo, las energías del sistema de sanación reiki, según su aroma. Dicen que los perros pueden oler el miedo en  las personas. Sabemos que las energías negativas huelen mal. Con los ejemplos anteriores deseo transmitir una verdad casi oculta: Usamos más la nariz de lo que creemos.

A través de la información que recibimos por nuestra nariz también planeamos nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello.

Soy consciente de que, algunos autores, aseguran que gracias al sentido del olfato mantenemos barreras, ponemos límites, nos guiamos en la vida, pero ellos dicen que "simbólicamente". Yo digo que de simbolismo nada. Los aromas y los malos olores rigen nuestra vida de forma palpable, demostrable, aunque, como he dicho antes, muchas veces inconsciente, no por ello menos real.

Las enfermedades relacionadas con el sentido del olfato y no con la nariz física que realmente las únicas funciones que tiene es la de equilibrar la temperatura del aire así los pulmones lo puedan asimilar mejor, y la de actuar como un filtro contra polvo y otros contaminantes, se rigen por los siguientes factores:
"No queremos oler", "lo que olemos no nos gusta", "lo que olemos nos está haciendo daño", "no queremos oler a los demás o a nosotros mismos", "lo que olemos nos afecta demasiado", "no existe nada bueno que oler en nuestra vida", etc.

Existe Química (buen aroma), en tus Relaciones o algo no Huele bien

Soy consciente de que hoy en día, el ser humano oculta su propio olor natural tras perfumes, intentando comunicar a los demás, transmitir a los demás unas energías positivas que quizás no posee.

Soy consciente también de que muchas veces nos guiamos por olores artificiales, y no solo en las relaciones humanas, sino también al adquirir alimentos. Una comunicación "no real" que nos puede confundir y hacer que nos equivoquemos en nuestras decisiones, por lo que es de máxima importancia desarrollar el sentido del olfato, por lo menos como buen sanador.

Un aroma o mal olor no nos "engaña", aunque lo hagan expresiones corporales, ropas y demás. Además, ya que los olores llegan de forma automática al cerebro, la energía recibida a través de estos nos afecta de inmediato.

Los aromas nos afectan de forma más profunda y veloz de lo que nunca nos hemos planteado, sobre todo pueden, en cuestión de segundos, equilibrar o desequilibrar el chakra Sacro, que sabemos relacionado directamente con el chakra Garganta.

Los olores corporales, sobre todo durante las relaciones sexuales son el mejor ejemplo de lo que deseo explicar.



Consigue el Libro:
de Damián Alvarez
Gran Era del Amor