miércoles, 9 de enero de 2019

Metafísica de la Boca y la Dentadura (Primera Parte)

Metafísica de la Boca. La Comunicación
es en gran Medida Bocal y no solo Oral

Aunque no lo parezca, la boca y sus componentes, como la lengua, la dentadura, las encías, el paladar, los salivares, etc., tienen mucho que ver con la comunicación: Con la boca  no solo digerimos alimentos sino que también "digerimos" y transmitimos información. Hasta podemos vomitar literalmente información como en algunos casos de verborrea.

Claro está, que trabajamos con una ciencia holística por lo que siempre se debe de estudiar al paciente de forma general. Claro está que la dentadura la sustenta las energías del chakra Base pero eso no significa que no esté también  bajo los influjos de las energías del chakra Garganta

De la salud bocal depende mucho la expresión oral pero también nos puede dar una idea del estado de bienestar o malestar en la comunicación en general de la persona en cuestión.

Metafísica de la Boca. Con la Lengua (y sin palabras),
también nos Comunicamos con los Demás

Sabemos también que el equilibrio del chakra Graganta depende en grado sumo de la salud del chakra Sacro, por lo que no es de extrañar que muchas personas solo suelten por la boca barbaridades, desprecios, quejas, gritos, ataques, etc., según el grado de desequilibrio de su chakra sacral, según sus frustraciones.

Pero, a lo que vamos: En la boca comienza realmente la digestión con la disgregación de los alimentos en partículas menores por la dentadura. La lengua ayuda a dar vuelta a los alimentos para que se trituren de forma perfecta. La saliva hidrata y descompone los alimentos más sólidos.
Sabiendo lo anterior deducimos muchos factores que influyen en el buen estado de la boca y la dentadura (metafísicamente hablando).

Metafísica de la Boca. El Arte de Asimilar, Absorber, Disgregar

¿"Masticas" demasiado toda la información que recibes? o al contrario te lo tragas todo sin apenas "masticar" (analizar, rechistar). De que "mastiques" demasiado o demasiado poco lo que aprendes se verá reflejado en tus dientes, rompiéndose algunos o cayéndose otros.

Existen personas que "rumian" la información que se les comunica: Se la tragan y poco más tarde la escupen o vomitan, para horas, días, meses, años más tarde volvérsela a tragar. Así toda la vida.

Existen personas que se lo tragan todo sin masticar y personas que mastican y mastican pero sin tragar. Conozco a personas que van "royendo" pedacitos de información de aquí y de allá toda la vida porque creen que así ahorraran dinero, pero, la verdad es que es muy poco lo que se "tragan" para alimentarse espiritualmente. Esa alimentación también va a pedacitos.

Damián Alvarez

*Los Artículos de Damián Alvarez son partes de Libros con Copyright por lo que se Reservan todos los Derechos.
Gran Era del Amor