lunes, 19 de noviembre de 2012

Plexo Solar y Desarrollo Espiritual

Desarrollo Espiritual. Amplificación del Plexo Solar. Unión con el Todo


Muchas veces escucho la siguiente pregunta ya clásica de parte de mis alumnos y pacientes: ¿Porqué cuanto más me sano, cuanto más sano estoy, cuanto más me desarrollo espiritualmente  tengo que sentir más y más lo mal que están los seres humanos con los que me relaciono?.

La respuesta es fácil pero podemos explicarlo largo y tendido:

Primero piensen que ustedes se sanan o que nosotros nos sanamos y solemos cometer la imprudencia de creer que los demás también se sanan al mismo ritmo que nosotros.
Muy lejos de la realidad. Desde el momento en que te hagas una terapia ya estás mejor que las personas que nunca se han hecho una sesión de sanación.
Lo mismo sucede con el desarrollo espiritual. Desde que empieces a desarrollarte espiritualmente te encontrarás automáticamente “por encima” de los que no lo hacen.

Algunos me podrían poner muchas pegas al respecto sobre lo que estoy escribiendo, pero piensen ¿qué persona en el mundo nunca se ha llevado un  trauma, un desengaño, una pena?, ¿qué persona es realmente feliz? No existen muchas.
Las personas han sufrido mucho, llevan mucho en su cuerpo, mente y alma que se debe de sanar. Aunque cuando esas personas salen a la calle te enseñen la “mascara” que se pusieron antes de salir de sus casas. El cuerpo físico te puede engañar, pero el alma no engaña, porque el alma no se puede esconder de otra alma.

Desarrollo Espiritual. Comprensión de que Todos somos Uno

Desde que te haces la primera terapia estás más sano que todos aquellos que nunca se la han hecho, por lo tanto tus relaciones desde ese entonces serán con personas enfermas y sentirás sus enfermedades físicas y anímicas con tu propio cuerpo y alma aunque no seas consciente de ello.

Por otra parte tenemos el ejemplo del espejo sucio y el espejo limpio. Si tu alma es un espejo y está sucia no notará que le caiga un poco más de suciedad, pero si el espejo está limpio se notará hasta la más mínima mota de polvo. Así sucede con el alma que se sana. Un alma enferma no no se da cuenta de lo enfermas que están las almas de las demás personas pero un alma cuanto más se sane, cuanto más limpia se encuentre, más sentirá las enfermedades de los demás.

Y lo más importante en el desarrollo espiritual es que cuanto más nos sanamos, cuanto más limpio se encuentre nuestro Plexo Solar, con el que entendemos la realidad, más sentiremos los Plexos Solares desequilibrados y bloqueados de las demás personas.

Lo anterior expuesto se sucede porque todos somos uno, todos partimos de la misma Fuente y aunque estemos individualizados no estamos separados. Con otras palabras se podría decir que el mal ajeno también es nuestro mal, que cuanto mejor se encuentre nuestro enemigo mejor nos encontraremos nosotros, que si nos alegramos con la fortuna y la alegría del vecino, esa fortuna y alegría también la hacemos nuestra y también nos sentiremos bien. La mejor forma que existe de estar bien es haciendo que todos los que se encuentran en nuestro alrededor estén bien. Es la Ley de Resonancia Energética.

Desarrollo Espiritual. Sentimos porque somos el Espejo del Mundo

Algunas personas me dicen que para sentir lo mal que están los demás, entonces mejor no sentir. Si no deseamos sentir lo mal que están los demás, siempre podemos ayudarlos a que se sientan mejor y así nosotros también sentirnos mejor. También, tenga en cuenta, que si no siente lo negativo de la vida es porque su sistema de chakras (con el que interpretamos esa vida) está bloqueado y que entonces tampoco sentiremos las cosas buenas que nos pudiera deparar la existencia como la sensación de enamoramiento o de sentirse amado.

También es bueno sentir lo mal que puedan estar los demás o el daño que nos pudieran ocasionar las almas enfermas de otras personas, porque si lo sentimos podemos hacer algo al respecto, osea sanarnos. Si no sentimos los desequilibrios en el Sistema de Chakras, entonces tarde o temprano nos enfermaremos. Yo acostumbro a decirle a mis alumnos que la diferencia entre un Sanador y una persona que no utilice la sanación es la “Unidad de Cuidados Intensivos”. Muy a pesar nuestro, los hospitales están abarrotados de personas enfermas, que pudieron haber evitado esas enfermedades físicas tan solo con haberse hecho conscientes sobre sus síntomas energéticos anteriores a la enfermedad y habérselos sanado a ese nivel, sin esperar ha haber desarrollado una enfermedad orgánica.

El desarrollo personal va mano a mano con el entendimiento (Plexo Solar) de que todos estamos unidos y todo nos afecta a todos y que cada vez que alguien sufre, nuestra alma también sufre, y que cada vez que alguien se alegra nuestra alma se regocija con ello...

Le guste a quien le guste, tan solo es así, o como Jesucristo decía “Ama a tu prójimo y ámate tu mismo”. Ese es el desarrollo espiritual del ser humano, de tu desarrollo espiritual y el de la humanidad. Realmente el desarrollo espiritual de la humanidad depende de ti y solo de ti, porque tu eres la humanidad... así que ponte las pilas corazón...

Damián Alvarez




Consigue el Libro "Interacción y Resonancia Energética 
entre los Seres Humanos" de Damián Alvarez y Beatriz Pallés

Visita su Página de Autor:
http://www.bubok.es/autores/damianalvarez
Gran Era del Amor