viernes, 21 de julio de 2017

Sanadores, Sanación Inconsciente y Guía Divina. Apogeo de la Interacción y Resonancia Energética

Al Recibir Sanación podemos sentir Síntomas allí
donde Tenemos la Energía Bloqueada, Síntomas Propios

Suponiendo que tú seas el sanador, cuando te encuentras con otra persona, pues se sucede automáticamente un intercambio de energías. Se supone también, por lo tanto, que eres tú el que canalizas energía sanadora hacia esa otra persona.

Si una persona, cada vez que se encuentra contigo, siente un dolor específico en una parte determinada de su cuerpo o un dolor, presión, desequilibrio, en cualquier chakra, y eso solo sucede cuando se encuentra contigo, no por ello, significa que tú tengas que tener ese chakra o esa parte del cuerpo mal, si no qué lo más probable, que la persona que se encuentra contigo esté recibiendo sanación.

Nosotros, los sanadores, decimos en estos casos, que es Dios el que nos utiliza en esos momentos, ya que canalizamos energía sanadora de forma inconsciente cuando nos encontramos con otros seres humanos, animales o plantas, que la necesitan.

Así seamos Sanadores Conscientes o Inconscientes Dios nos Utiliza

Para canalizar energía sanadora, nuestro cuerpo energético debe de elevar su frecuencia vibratoria, lo que supone, que nuestros chakras comienzan a vibrar con una frecuencia más elevada, o sea, que se mueven más rápidamente. Esto implica que los chakras de la persona con la que estamos conectados  también comiencen a vibrar a una frecuencia más elevada, y por lo tanto, al vibrar sus chakras más rápidamente tienen que deshacer automáticamente los bloqueos que no le permitían vibrar a esa frecuencia. Por esto pueden sentir dolor en los chakras, presión, desequilibrio, etcétera.

Cuando se trata de una parte del cuerpo, pues sucede algo parecido. Yo siempre le digo a mis pacientes cuando me dicen "oye que cada vez que me das sanación me duele más", pues qué bueno le digo yo, eso significa que algo está sucediendo, eso significa que le está llegando energía sanadora a esa parte del cuerpo.

Parte siempre desde la posición de que tú eres el sanador, de que tú eres el que está mejor, y no te creas lo que los demás te dicen. Si los demás te dicen que eres tú el que estás mal pues no lo creas si tú no estabas mal, y menos aún, si esa persona que te lo dice no es terapeuta sanadora.

Cuando Canalizamos Energía Sanadora se Eleva la propia Frecuencia

Fíjate que hubo un tiempo en mi vida, (lo deje de hacer por lo que sucedía), que cuando hablaba de forma entusiasmada sobre Dios, los ángeles, cosas espirituales, pues la gente que estaba a mi alrededor, se mareaba, se desmayaba. Algunos tenían que ir a vomitar.

Esto significa, tan solo, que se elevaba la frecuencia de mi cuerpo energético, hasta tal punto, que hacía vibrar, de tal manera, los chakras de las personas que me estaban escuchando, que podían hasta desmayarse, y eso no significa que yo estuviera mal.

Otro ejemplo que sucede muy a menudo es que la gente se marea cuando le doy un abrazo, un abrazo amoroso. Siempre nos tenemos que arraigar después de darnos un abrazo, y es algo normal, se sucede solo así, es un clásico. Así que, ten en mente siempre, que si una persona se siente mal en tu presencia, o siente cualquier síntoma, eso no significa que tú estés mal sino que esa persona se está sanando.

Abrazo
Damián Alvarez
Gran Era del Amor