jueves, 1 de febrero de 2018

Desencarnación. Existencia Espiritual del Ser Humano

Ser Luz, Ser Amor., Ser. Significado de la Existencia Espiritual

Cuando un ser humano desencarna ¿en qué se convierte y qué otra existencia lleva y para qué?

Los seres humanos, cuando se desencarnan, vuelven a su estado natural de seres espirituales. Piensa que el ser humano no es físico sino que se encuentra encarnado en un cuerpo físico aquí, ahora, en la vida terrena. Las palabras lo dicen "encarnado", desencarnado, o sea, en carne o sin carne. El ser humano es un ser espiritual, siempre ha sido y será un ser espiritual.

Antes de encarnarnos ya teníamos una vida espiritual, ya éramos nosotros, y a esa vida espiritual deseamos volver porque (y no nos confundamos), nuestra verdadera naturaleza es espiritual.

Te pongo un ejemplo propio: Cuando tenía 4 o 5 años vi desencarnarse a una niña de mi misma edad,  y ya me planteaba que aunque nos desencarnáramos el mundo no acabaría con ello, y ahora sé que mis deducciones eran verdaderas. Yo no podía entender que el mundo siguiera sin mí, pero claro está, en aquél entonces se presentaba la muerte como el fin pero no es así. Aunque muramos físicamente nuestra alma sigue viviendo porque no se acaba el mundo después de la muerte, y nosotros también formamos parte del mundo.

Éramos, Brillábamos, Nos Mirábamos a los Ojos. Nos Reconocíamos

Otro ejemplo fue lo que me sucedió el primer día de clase: Tenía 6 años y la clase estaba repleta de niños y nos mirábamos en silencio los unos a los otros y sonreíamos con una sonrisa cómplice como si nos conociéramos de antes aunque nunca nos hubiéramos encontrado en el mundo físico, y nos brillaban los ojos, éramos felices de saber quiénes éramos y de donde procedíamos, un secreto espiritual compartido. En verdad era así, llevábamos tan solo 6 años encarnados en un cuerpo físico por lo que aún nos reconocíamos del mundo espiritual. Han pasado los años y la gran mayoría ha olvidado quien es y de donde procede, ha olvidado quien los creó y para qué. Los mismos niños que anímicamente se conocían años atrás, ahora, en estado adulto, se han convertido en desconocidos, en rivales.

En el mundo físico lineal, "lógico" todo tiene que tener un propósito: En un partido de futbol, por ejemplo, tiene que ganar alguno de los dos equipo, o por lo menos luchar para ganar. A mí no me entienden cundo digo que en un partido de futbol no debería de ganar nadie sino que el mismo juego fuera el premio al jugador, a todos los jugadores, que se reunieran para pasar un rato agradable juntos. Todo se ha convertido en eso, todo se hace por algo, para algo, pero por qué no solo existir como los árboles, las estrellas, que no luchan a ver quién da más frutos o brillan más para así sentirse mejor o recibir un premio.

En el mundo espiritual no tenemos que ser nada, solo tenemos que ser, o sea, expresar el amor que nos creó y formó de forma infinita e incondicional.

Desencarnación. Alegría y Entusiasmo de Reencontrarse con el Padre

Piensa que si somos seres creados a imagen y semejanza de Dios también somos energía consciente amorosa creadora, y que nuestra misión tan solo es existir eternamente.
Mi afirmación lo confirma la enseñanza religiosa que dice que el ser humano se creó para vivir eternamente en el paraíso terrestre. El día que Jesucristo expulse a Satanás y sus esbirros del cielo y de la Tierra y recobre el paraíso, pues entonces podremos (los que queramos), reencarnarnos y vivir eternamente también aquí en el planeta. Esto último lo denomina la religión "la resurrección de los muertos"... " y Jesucristo vendrá con las nubes del cielo y gobernará cielos y Tierra, y su Reino no tendrá fin, ..."

Yo, por mi parte, espero con alegría y gran entusiasmo el día que deba desencarnarme para volver a casa, a mi verdadero hogar, a mi origen, a la fuente que me dio mi existir, no por interés, no con condiciones, no con planes y misiones sino por amor incondicional. Que, aunque soy consciente de que aún me queda mucho que aprender y trabajar, también deseo vislumbrar de nuevo la energía amorosa de mi padre celestial y "ser", preferiblemente lo más cerca de ÉL...

... y volver a mirar a los ojos a aquellos niños felices que me encontré en la Tierra, ..


Damián Alvarez
28 Años Educando y Sanando el Mundo
Gran Era del Amor