domingo, 29 de enero de 2017

El Erotismo de los Chakras (Segunda Parte)

El Chakra más Erótico (para la gran mayoría) es el Chakra Corazón

No cabe duda que la situación en el cuerpo físico de los chakras es una disposición sensual, ordenada, perfecta. Cada parte del cuerpo humano donde se encuentra un chakra es una zona erótica, y no solo me refiero al chakra Base que se encuentra en lo que nosotros los sanadores denominamos punto Hu-yin.

Sí, el chakra Base situado entre el ano y los genitales es una zona muy erótica (¡qué decir!), utilizado en prácticas sexuales tántricas. El punto Hu-yin expande su energía hacia el ano y los genitales causando gran placer sexual.

El chakra Sacro también se encuentra en una zona muy sensual, precisamente por encima del hueso púbico, en el centro/punta baja que forma la media luna que se forma entre las caderas y el hueso del pubis. El diámetro de un chakra equilibrado es de unos 10 centímetros, por lo que las energías, vibraciones del centro sacral llegan hasta el clítoris en las mujeres y hasta la base del pene en los varones.

El Chakra Corazón y el Plexo Solar son los Predilectos

El Plexo Solar, aunque muchos no lo encuentren sexy, para mí sí que lo es. Para mí una barriguita es sensual, muy atractiva. La parte superior de la barriga, donde se encuentra el "sol de tu vida", atrae mucho, y es muy deleitoso tocarlo con las dos manos al mismo tiempo, agarrando a tu pareja con una mano por la parte frontal y la otra por la parte dorsal del mismo centro energético al que nos referimos, algo que hacemos de forma inconsciente los hombres con nuestras parejas cuando se encuentran en estado de embarazo.

El Tan-tien, aunque, en la anatomía espiritual no pertenezca al mismo grupo que los chakras que forman el Sistema de Chakras Mayores, es una zona muy atractiva y excitante. El ombligo, muchas veces "decorado" con piercing o tatuajes, llama la atención y activa la libido tanto como lo pudiera hacer la boca, los pechos o los genitales.

¿Qué decir del chakra Corazón? El chakra Corazón es el trono de los Chakras, el trono de la anatomía espiritual humana. Flanqueado a cada lado por dos chakras menores, uno en cada pezón, es una de las zonas más acogedoras y sensuales del cuerpo humano. Las energías del amor parten de este centro maravilloso que nos infunde seguridad, gozo y alegría tan solo acercándonos a él.

Chakra Sacro. La Voluntad Sexual se encuentra en el Chakra Sagrado

El chakra Garganta situado entre las clavícula arropa todo el cuello con sus energías, llegando hasta la parte trasera de las orejas, los oídos mismos, y la base del cerebro, convirtiéndolo en una zona tan sensible como el bajo vientre, o para algunas personas, aún más. La boca con sus labios y lengua no dejan lugar a dudas sobre el erotismo de este magnifico chakra, sede de la comunicación y el crecimiento personal.

El Tercer Ojo también es erótico. En algunas culturas se "engalana" este chakra precisamente en preparación para bodas, o cualquier otra unión de parejas. Marearse y hasta desmallarse de placer o atracción por el sexo opuesto tienen mucho que ver con el centro del entrecejo. También decir que el brillo de los ojos excitados, enamorados, felices, aunque tenga que ver con el Sistema de Chakras Mayores al completo, lo rige principalmente el chakra del Tercer Ojo.

¿Chakra Corona? ¿Es lo divino erótico? ¿Por qué no? Independientemente de los tabúes religiosos o culturales que cualquier persona pueda tener, lo divino no está reñido con lo sensual, con  lo sexual. Cada chakra tiene siete niveles, y el chakra Corona también tiene su aspecto sexual. Las energías sexuales conforman la séptima parte del ser humano, creado a imagen de Dios. Acariciar la cabeza, el cuero cabelludo, entrelazar nuestros dedos con los rizos de nuestro ser amado es divinamente placentero. Existen hasta  personas que aplican masajes corporales con sus largas melenas, pero no solo la zona de situación y su periferia es sensible al tacto sino el cuerpo en su totalidad, ya que el chakra Corona sustenta con energía todo el cuerpo y toda el alma.
Que no, que el sexo no es un pecado, o como yo acostumbro a decir: "El Sexo es un pecado pero cuando no se practica", ...

... continuará

Damián Alvarez


Los Artículos de Damián Alvarez son partes de Libros con Copyright
por lo que se Reservan todos los Derechos.
Gran Era del Amor