miércoles, 11 de enero de 2017

La Sanación es la Vida

El Alma transmite y recibe el Amor de la Vida, la Sanación

La Sanación es la Vida. La Sanación no es "ponerle las manos encima a otra persona" durante una hora. La Sanación tampoco es estar media hora enviando energías sanadoras a otra u otras personas en la distancia. La Sanación es la Vida.

Se escucha muy a menudo decir que la Sanación es Amor, y así es, sin duda alguna, entonces pues. ¿por qué no transmitir amor las 24 horas del día en vez de una hora a una persona tumbada en una camilla? También se escucha decir que "todo lo que se hace con amor" funciona, pues a transmitir amor, a hacer que funcione la Sanación ¿a qué están esperando?

La Sanación es la canalización consciente de energías de frecuencia "amor" o parecidas hacia otras personas. La Sanación es la canalización de sentimientos, pensamiento y emociones positivas, amén de otras energías más elevadas.

El Amor está en tu interior y alrededor tuyo en todo lo Existente

Podemos transmitir amor a todo el mundo en todo momento ¿por qué limitarlo a una hora al día?

También se ha creído, de hecho existen hasta libros con ese título que "el poder está en tus manos", cuando el poder está en el alma o fuera del alma. Con el alma podemos canalizar las energías del amor pero no solo a través de los chakras de las manos, sino también a través de los chakras mayores, a través de la mirada, a través de la respiración, a través de cada poro de la piel, a través de nuestro existir. El amor que canalizamos, esa energía poderosa que mantiene el universo está también "fuera del alma", ese amor incondicional: Dios, del que nos valemos para vivir, sobrevivir y ayudar a vivir a los carentes de esta energía primordial para la existencia física y no física.

Existen personas que creen que ser Sanador requiere de mucho tiempo, y algunos hasta dicen que no tiene tiempo para ello, o sea, realmente están diciendo que no tienen tiempo para amar ¿para qué viven entonces?

Ama tu Vida y Vive con Amor. Serás un Gran Sanador

No, la sanación no requiere de tiempo sino el vivir, porque la Sanación es la vida. Nunca dejes de vivir para practicar la Sanación sino, más bien, introduce la Sanación en tu vida, y así no te "quitará" tiempo alguno.

Acércate a Dios por las mañanas y pídele que canalice  través de ti esa energía de amor vía todos los aspectos de tu vida, y vive con amor. Ama lo que ves, oyes, hueles, saboreas, sientes. Trabaja con amor, relacionate con amor, emocionate con amor, piensa con amor. Ama, y estarás sanando.

Todo lo que aprendas en cursos de Sanación es, en verdad, para llevarlo a cabo en tu vida y no solo en una hora de Terapia. Si crees que la Sanación es un libro que se abre cuando te hace falta y lo cierras cuando crees que te encuentras bien, pues, no puedo más que decirte que estás equivocado porque la Sanación no es un curso, un taller, un manual, un libro, sino la vida.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor