lunes, 20 de febrero de 2012

El "Cantar de los Cantares". Vida Sexual en Tiempos Bíblicos

El "Cantar de los Cantares". Obra de Amor y Pasión del Rey Salomón

El "Gran Cantar", llamado "Cantar de los Cantares", la "Gran Canción", la Mejor Canción de Amor que nunca se halla escrito.
Se habla de poesía, de romanticismo, del amor sano y verdadero entre hombre y mujer.
"Aroma" de vida y felicidad. Golosinas para el corazón. Pasión, calor sexual, sentimientos...
Todo lo anterior citado con "letras mayúsculas".

Salomón, el Rey Salomón, fue el escritor del "Cantar de los Cantares". Salomón, Rey de Israel, fue el hombre más Sabio que nunca hubiera existido en el Mundo antes de la llegada del Mesías Jesús el Cristo. Salomón no loso escribió el "Cantar de los Cantares" sino muchos otros libros que las iglesias mundiales le han puesto el "sello " de Libros sagrados.

Debemos decir, muy a pesar nuestro, que no siempre, ni todas las iglesias cristianas han tenido al "Gran Cantar" como un Libro Sagrado. Las iglesias del Mundo nunca se han puesto de acuerdo en que grado de santidad se le debe de dar a tal libro.
Algunas iglesias cristianas tienen el "Cantar de Salomón" en sus Biblias, otras no quieren ni hablar de éste.
Que decir que hubo un tiempo en que iglesias cristianas torturaban y mataban a aquellos  lectores que tan solo leyeran un solo párrafo de tan bello libro.
Algunas iglesias utilizaban el "Cantar de los Cantares" para educar a sus miembros en el Arte de Amar. La "Santa Inquisición" quemaba en hogueras tanto al libro como a sus lectores, que según ellos era una creación del demonio.

Rey Salomón. Elegido de Dios. Gobernante Sabio y Escritor

Es muy difícil de creer que un hombre que fue elegido de Dios para ser Rey sobre Israel, un hombre que escribió muchos libros sagrados como los "Proverbios", un hombre que era tan sabio que todos los reyes de la Tierra acudían a su presencia tan solo por escucharlo hablar sobre su sabiduría, un hombre santificado por la iglesia, pudiera escribir "una obra del demonio", según la misma iglesia.

El "Cantar de los Cantares" es una buena canción, de gran valor, nutritiva para el alma, llena de sabiduría, poesía, romanticismo, pasión y amor. Pero esta canción no es solo lo anterior citado, sino mucho más.
Si "nadamos" por la superficie del "mar " del Cantar solo parece una canción como otra cualquiera, pero ¿qué sucede si nos hundimos en ella y llegamos a sus profundidades? Pues, que es una canción sobre sexo apasionado, si, sexo muy apasionado...
El "Cantar de los Cantares" está compuesto de seis canciones entrelazadas entre ellas, seis canciones entre un hombre y una mujer.

En la primera canción ya podemos disfrutar de una frase muy insinuante: La mujer se atreve a decir: "Mientras el Rey tiene su fiesta mi "nardo" desprende su aroma". Pueden leer de nuevo e imaginarse el "nardo" de la mujer desprendiendo su aroma.
¿Soy solo yo, que tengo una fantasía salvaje o es que realmente Salomón cantaba sobre los genitales de la femina?. La respuesta la encontramos en la siguiente canción llena de muchas otras metáforas.

El Nardo. Flor Bella y Aromática

Un poco más abajo en la misma canción dice la mujer: "¡Que placentero eres mi amigo!" Desde este momento podrán apreciar perfectamente que no se trata de amor entre un marido y una esposa o entre un novio y una novia, sino entre dos amantes, dos amigos. Tampoco se trata de amor sino de sexo...

En la segunda canción dice también la mujer: "Lo agarré y lo arrastre hasta la casa de mi madre, hasta la habitación de mi madre".
Hoy en día se puede llevar a casa y a la habitación (quizás) a cualquier hombre o mujer, pero ¿porque la iglesia prohibió hasta hablar de sexo, condenándolo como pecado cuando ya en tiempos bíblicos se hacían éstas cosas como algo normal?

En la tercera canción es el hombre el que se deleita con los senos de la mujer, mientras que la mujer invita al hombre a comer de sus "frutos reales" , el hombre, ahora, llama a la mujer novia, hermana, amada... y le pide que le abra la puerta. La mujer le contesta: "Me he quitado la ropa (estaba desnuda)". La mujer sigue: "Mi amigo metió la mano a través del ventanillo, entonces se movió mi corazón hacia él". "Estaba levantada para abrirle..., así que le abrí".

El Higo, la Breva. Fruto Real

En la misma canción aprendemos un poco más de poesía erótica: "Tu bajo vientre es como una vasija redonda donde "el vino" ahí nunca se acaba". "Tus pechos parecen un par de "gacelítas"". El hombre sigue: "Tu cuerpo es como una palmera y tus pechos como racimos de fruta". El hombre piensa: "A esa palmera quiero yo subir, agarrar esos racimos y comer de sus dátiles, que tus pechos sean como racimos de uvas".
La mujer le dice entonces al hombre: "Ven mi amigo, vamos al campo y quedarnos en la aldea por la noche". "Temprano deberemos ira a los viñedos para ver si la viña a reventado y si los retoños se han abierto...ahí deseo yo darte mi amor". Si seguimos con las metáforas, ya que está contestando al hombre que deseaba comerle "los dátiles", pues nos podemos imaginar que ella quería decir con "retoños".

La canción se alarga mucho más con algunas otras metáforas sexuales que ustedes mismo pueden interpretar.

También decir que Salomón según la Biblia tuvo sesenta reinas, ochenta esposas e incontables chicas de compañía. También se cuenta que solo amó verdaderamente a una...

La Desnudez y el Sexo. Bendiciones de Dios al Ser Humano

...eran otros tiempos, y tampoco pedimos tanto. Lo que está claro es que la sexualidad no tenía porque ser un tabú en Tiempos Bíblicos, y menos aún un pecado, por lo que no entendemos el empeño de las iglesias basadas en esa misma Biblia en condenar la sexualidad de forma tan abierta como lo han llevado haciendo durante un par de milenios. Oprimiendo un deseo y emoción natural en el ser humano.

Si el clero tenía miedo a la perversión o los abusos sexuales, debemos recordárles que los violadores y pederastas suelen ser personas oprimidas sexualmente. Una persona con una vida sexual sana nunca (y porque no tiene necesidad) violaría a nadie y menos a menores. Pero algunos que oprimen sus deseos sexuales naturales con "celibatos" pues ya se sabe...

El sexo es maravilloso, el sexo es un regalo de Dios a la Humanidad. El sexo es tan bonito que se puede expresar perfectamente en forma poética como el Rey Salomón hacía, convirtiendo la desnudez, los senos y los genitales en los frutos más nutritivos y flores más bellas y perfumadas de la Creación Divina Terrenal.

Damián Alvarez




Consigue el Libro "La Sexualidad del Alma" de Damián Alvarez
Visita la Librería de Amazon (enlace)
Gran Era del Amor