martes, 24 de marzo de 2015

La Oración del Padre Nuestro. El Gran Secreto Desvelado (Quinta Parte)

Padre Nuestro. Hágase Tú Voluntad así en la Tierra como en el Cielo

“Hágase Tú Voluntad, así en la Tierra como en el Cielo”

Con respecto a esta parte de la oración del Padre Nuestro nos debemos hacer tres preguntas:

La primera, ¿No se hace la voluntad de Dios en la Tierra y tampoco en el cielo o se refiere a que se haga la voluntad de Dios en la Tierra así como se hace en el cielo?
La segunda, ¿Debemos desear que se haga la voluntad de Dios porque se necesita de nuestro poder como seres creados a imagen de Dios para que se manifieste la voluntad divina, y no solo en la Tierra sino también en el cielo?
La tercera, ¿Si no es la Voluntad de Dios la que se hace en el universo, la voluntad de quién estamos siguiendo, manifestando?

Está claro que la voluntad de Dios no se manifiesta hoy en día en nuestro planeta. Los iniciados sabemos que la voluntad de Dios tampoco se manifiesta en el cielo, por lo menos en los planos más bajos del mundo espiritual, donde se suceden las luchas entre ángeles y demonios.

Los iniciados también sabemos que todo lo que sucede en la Tierra (plano físico) es una repercusión de algo que ya ha sucedido en los planos espirituales.

La Voluntad de Dios siempre es el Amor, en el Cielo y en la Tierra

Si hay guerra en la Tierra es porque también la hay en el cielo, o con otras palabras: Cada vez que comienza una guerra en la Tierra es porque tiempo atrás comenzó en el cielo. Esto no nos quita responsabilidad de lo que sucede en el planeta, sino que deberíamos, por lo tanto, ser más responsables con nuestras vidas. El ser humano también es espiritual, el ser humano también vive en el mundo espiritual, el ser humano también pertenece al universo.

La verdad es que “así como es abajo es arriba y así como es arriba es abajo”. La premisa anterior nos enseña que podemos afectar al mundo espiritual con nuestros actos, pensamientos, sentimientos y emociones. También nos enseña que podemos cambiar el mundo espiritual a conciencia desde el plano físico.

Los Guerreros Espirituales se ven sumergidos muchas veces en guerras espirituales en la Tierra, pero también son escogidos por los ángeles, y con permiso de los Señores del Tiempo, para entablar lucha directa contra los ángeles rebeldes en planos más elevados.

Voluntad de Dios se Manifiesta en la Tierra a través del ser Humano

Recuerde también las palabras de Satanás a Dios: “Si no soy dios del cielo seré dios de la Tierra”, o aquellas otras: “Si me das tiempo volveré a todo ser humano en Tu contra (refiriéndose a Dios)”.

Seguro que Dios tiene infinitas maneras de manifestar Su Voluntad en la Tierra, pero una de ellas es a través del ser humano: “Que sea Tú Voluntad y no la mía”. Debemos de pedir, debemos de vivir según la Voluntad de Dios.

Somos seres creados a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto, tan solo con ser nosotros mismos, estaríamos manifestando la Voluntad de Dios en la Tierra a través de nuestras vidas. Somos amor, si somos nosotros mismos, se manifestará en la Tierra el amor, se manifestará en la Tierra la Voluntad de Dios (el amor), porque Dios es amor, y nuestra semilla, esencia y energía de vida.

Que la Voluntad de Dios se manifieste en la Tierra a través de mi

Basándonos en lo anterior expuesto, nos damos cuenta claramente, que no tenemos sino dos opciones: O vivimos haciendo la Voluntad de Dios o vivimos haciendo la voluntad del diablo. Así pues, todo aquél que no vive según la Voluntad de Dios, no es que no pase nada, sino que pasa mucho: Está haciendo la voluntad del diablo.

Yo deseo con cuerpo, mente y alma que la Voluntad de Dios se haga tanto en el Cielo como en la Tierra, en todos los planos, en todos los niveles y en todas las dimensiones, y que la Voluntad de Dios se manifieste en la Tierra a través de mi vida, y por eso pido:

Hágase Tú Voluntad, así en la Tierra como en el Cielo

Dedicado a mi buen amigo Luís
Damián Alvarez
Creador del Sistema de Sanación Angelical Carismático
Gran Era del Amor