martes, 9 de abril de 2013

El Aura. Observar los Colores del Cuerpo Energético Humano

El Aura Human es de todos los colores y oscila a 15 Pulsaciones 

En el Aura o Cuerpo Energético Humano se encuentran los pensamientos, emociones, sentimientos, recuerdos, etc. Estas pautas energéticas se desplazan en el espacio, en el tiempo y entre los diferentes cuerpos energéticos. Las pautas energéticas cuando son profundas, fuertes y sanas hacen que el Aura brille con gran intensidad y colores brillantes. Cuando la persona esta relajada, su Aura también se encuentra relajada pero cuando la persona se altera, el Aura se desequilibra más o menos dependiendo del grado de alteración de la persona, pudiendo causar estragos energéticos que se manifestarán más tarde como enfermedades físicas.

Cuando el individuo se encuentra tranquilo y relajado, su cuerpo energético tiene unas 15 pulsaciones por minuto, haciendo mover el campo aural onduladamente desde arriba hacia abajo.

La parte del Aura más cercana al cuerpo físico se visualiza de aspecto "turbio", con un color que va desde el azul al gris más brillante cerca de la piel. El color se vuelve amarillento más cerca del cuello, los hombros y la cabeza.

De las manos y pies se desprenden colores azulados

De la cabeza pueden surgir nubes de colores o tal vez como una neblina blanca o transparente como humo o vapor. También se pueden ver  como rayos de colores muy fuertes partiendo de la cabeza del observado.

En la punta de las manos y de los pies se pueden observar rayos de luz azulada clara o grisácea que surgen de los dedos.

A amplios rasgos se puede decir que todo lo que pensamos, planeamos, decimos  sentimos y hacemos se expresa en el Cuerpo Energético Humano.
El amor colorea nuestra Aura de color rosa suave que relaja y transmite bienestar. La ira y el rencor, en cambio, cargan el campo aúrico con energía roja negruzca que envenena cuerpo y alma.
El deseo sexual se expresa de color naranja y el deseo sexual acompañado de un sentimiento de amor se puede percibir de color melocotón.

Los alimento también afectan a nuestra Aura

Todos los seres humanos expresamos pensamientos, emociones, sentimientos simultáneos, a cada segundo de nuestro existir, lo que conlleva un conglomerado de colores diferentes en el campo aúrico. Aparte de que cada cuerpo energético de los que forman el Aura posee su color determinado, su color base, por decirlo de alguna manera. Amén de alimentos, contaminación medio ambiental, Aura de otras personas, etc. que también afecta a nuestra propia Aura. Por lo que, los que van por ahí preguntando ¿de qué color es mi Aura? o los supuestos videntes que dicen "tienes un Aura de color "tal"" no tienen ni idea.
De la misma manera que un chakra se puede equilibrar y desequilibrar en cuestión de segundos, el Aura también cambia de color según las pautas energéticas de la vida del individuo.

A grandes rasgos, se puede decir que las personas que practican sanación y meditación de forma regular mantienen los colores de su Aura lo mas cercanos a sus colores "base", siendo estos colores más intensos y brillantes que los del Aura de una persona que no practique estas técnicas de desarrollo espiritual.
La contemplación y la oración también relajan y equilibran el campo aúrico a sus 15 pulsaciones idóneas, pero las Auras que más me gustan son las que poseen las mujeres felizmente embarazadas y los bebés felices o porque no el Aura que forma el bebe y su madre mientras lo amamanta. Me refiero a un color rosa brillante, ligero y a la vez suave, espeso y profundo que incita al amor, al bienestar, a la felicidad. Una nube maravillosa.

El Aura de la Madre y el Bebé suele ser la más Bonitas

Las Auras oscuras y grises, apagadas, sin brillo ni esplendor suelen formar el cuerpo energético de alcohólicos, drogadictos y personas que han abusado durante mucho tiempo de fármacos fuertes. Los desconfiados, personas falsas, hipócritas y perversos, así como las personas agresivas suelen tener unas mezclas de color rojo y negro, de color rojo sucio y viejo como el herrumbre, un color canelo muy feo.

Existen tantas variantes de Auras así como seres existen en el planeta y minutos tiene la vida, pero también a grandes rasgos se podría decir que el cuerpo energético de las personas buenas de corazón, inocentes, puras, de buenos sentimientos, buenas intenciones, que tienen paz mental, paz interior y se sienten felices son las que desprenden los colores más brillantes, más limpios, más profundos, llegando a tal grado de producir luz pura, color blanco o dorado, prueba de un grado elevado de desarrollo espiritual.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor