martes, 7 de junio de 2016

Metafísica de las Piernas. Pierna Izquierda. El Camino entre los Chakras

Nuestro caminar Demuestra nuestro Grado de Salud Anímica

Las piernas son las que nos llevan hacia adelante en la vida. La pierna izquierda es la que impulsa a la pierna derecha hacia el futuro. El primer paso se suele dar con la pierna derecha, pero el apoyo, el impulso que obtiene la pierna derecha se basa en la pierna izquierda.

La pierna derecha (metafísica y anímicamente) representa nuestro futuro y la pierna izquierda nuestro pasado. Nos apoyamos en nuestro pasado para dirigirnos hacia el futuro, a cada paso en la vida.

La pierna izquierda representa pues nuestro pasado. En esta extremidad, no solo existen 4 chakras menores (centro de la abundancia izquierdo (ingle), rodilla, tobillo y chakra de debajo del pie), sino también 3 "caminos" energéticos ente estos chakras. Estos "caminos" deben de encontrarse libre de bloqueos para que el impulso hacia adelante de nuestra vida sea fructífero, pero no suele ser así.

Los diferentes Síntomas reflejan la situación de los Bloqueos

El "camino" entre el centro de la abundancia y la rodilla, o sea, el muslo izquierdo, representa nuestra economía. Una buena o mala economía se basa en como administramos nuestro dinero o posesiones en el pasado lejano, o a largo plazo. Este camino energético se bloquea a consecuencia de dudas o preocupaciones referentes a la economía.

El "camino" entre la rodilla y el tobillo se refiere al pasado, pero a medio plazo, y lo bloquea las preocupaciones en general. Aquí no nos preocupamos por acontecimientos futuros sino por lo que nos ha sucedido en el pasado. Estas preocupaciones/ bloqueos energéticos, siempre son síntomas del chakra del Plexo Solar bloqueado o desequilibrado a causa de traumas (sustos y disgustos). Los disgustos de nuestro pasado han mermado la seguridad en nosotros mismos causándonos preocupaciones en menor o mayor grado.

Dime cómo andas y te diré quién eres

El "camino" entre el tobillo y el chakra de debajo del pie se encuentra relacionado con nuestro pasado cercano y lo bloquea la impaciencia, el desespero, la duda en la espera. Este "camino", que lo formaría el pie izquierdo al completo, es el impulso último de nuestro pasado más cercano hacia nuestro futuro más cercano. En este camino se puede distinguir como virtudes, y buena capacidad de dirección vital a la paciencia, la discreción, la prudencia, la calma, la templanza, que hará que nos movamos de forma parsimoniosa y no eufórica, desesperada o compulsiva. El buen estado de salud de este último "camino" también hará que no nos quedemos estancados, parados, sin apoyo en la vida, o como se dice en otros países "que no nos quedemos toda la  vida pisando sobre un solo pie" a causa de la inseguridad de dar el siguiente paso.

Damián Alvarez

*Guía no exhaustiva. Existen diferentes puntos de vista del mismo autor.




Consigue el Libro "Un Curso en Anatomía Espiritual"
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor en Editorial  http://www.bubok.es/autores/damianalvarez
Gran Era del Amor