viernes, 7 de agosto de 2015

Protección Energética con los Arcángeles Mayores y las Alas de Ángel

Durante las protecciones Energéticas siempre se le pide a Dios

La protección energética con los arcángeles se lleva a cavo mirando hacia la salida del sol, o sea, hacia el Este (siempre y cuando sea posible y práctico.

  • Oración (de pie, manos hacia arriba. Alas de Ángel abiertas). Siempre se le pide a Dios (Jehovah) que envíe las energías sanadoras y protectoras de los ángeles, arcángeles, etc. Nunca le pidas directamente a los seres espirituales ya que ellos solo acatan ordenes directas de Dios o de otros seres espirituales superiores en la Jerarquía Espiritual pero siempre bajo los designios del Creador.
  • De pie con los brazos en cruz. Alas de Ángel abiertas.
  • Imaginar, ver, visualizar los cuatro Arcángeles Mayores y decir mentalmente: "Rafael delante de mi me protege, Gabriel detrás de mi me protege, Uriel a mi izquierda me protege, Miguel a mi derecha me protege".

Una de las Principales Misiones de los Arcángeles es la Protección

Puedes mantener la visualización de los cuatro Arcángeles formando una cruz de luz protectora a tu alrededor durante 20 minutos o tanto como te sea cómodo. La energía de los Arcángeles es más efectiva cuando consigues visualizarlos como seres de luz.

  • Cruzar las Alas de Ángel sobre el pecho al final de la meditación
  • Dar gracias a Dios
  • Recoger las Alas de Ángel

Da gracias a Dios, Recoge Alas de Ángel finalizada la Protección

De esta manera no solo te puedes proteger tu en caso de ataques psíquicos o brujerías contra tu persona, sino que también puedes proteger tu habitación (situando un Arcángel en cada esquina) o hasta proteger tu negocio, finca o lugar de residencia (también situando cada Arcángel en una de las esquinas del edificio).

Podrás proteger también a otras personas con la energía de los Arcángeles siempre y cuando te lo hayan pedido y tu capacidad de visualización sea lo suficientemente desarrollada.

Las puertas de por ejemplo negocios o entradas a las viviendas se suelen proteger con dos Arcángeles, uno a cada lado de la puerta, aunque si la entrada es muy amplia se pueden situar los cuatro Arcángeles en línea delante de lo que se desea proteger.

La protección del lecho conyugal o tan solo la cama o la cuna del niño se protege efectivamente de la misma manera.

Los Arcángeles que más intimidan a los agresores energéticos son Uriel y Miguel. Visualízalos espada en mano.

¡Que Dios y sus Arcángeles os protejan siempre!

Damián Alvarez
Gran Era del Amor