miércoles, 9 de marzo de 2016

Cómo Funcionan los Mudras

Mudras. Símbolos de Poder hechos con las Manos

Mudra es una palabra sánscrita compuesta de dos vocablos: "mud", que se podría traducir como "placer", "bienestar", "salud", "felicidad", y "dra", que significa "proporcionar", "producir, "aportar", "equilibrar". De hecho, el sustantivo "mudra" proviene de un adjetivo que significa "feliz", "alegre", "jovial", "sano", etcétera. Los mudras, se hacen (sobre todo), con las manos, aunque a veces están implicados en el mudra los brazos y otras partes del cuerpo. Así pues, "mudra" se podría definir como un símbolo de poder hecho con las manos que aporta al practicante, paz, salud y felicidad.

No se puede hablar de mudras sin hablar del Sistema de Chakras Mayores de la Anatomía Espiritual Humana, ya que, los mudras ejercen su efecto, mayormente, sobre los chakras. Es en los chakras donde se encuentra la raíz primera de los traumas, frustraciones o heridas sentimentales. Los mudras equilibran el Sistema de Chakras Mayores, deshaciendo esos traumas, frustraciones y penas que lo desequilibraron, y por tanto, también, los síntomas derivados.

Mudras. Una forma de canalizar Amor hacia sí mismo

Los mudras tienen efecto sobre cuerpo mente y alma porque en las manos tenemos, tanto una gran cantidad de terminaciones nerviosas como comienzo o terminaciones de los llamados meridianos de acupuntura. Al unir esas terminaciones nerviosas o/y meridianos creamos circuitos energéticos que afectan de forma positiva al ser humano, restableciéndose la salud y el bienestar, gracias a que equilibran (principalmente) sus chakras. Tampoco podemos olvidar los chakras de las manos, que de los denominados "menores", son los más importantes, y que se utilizan, entre otras maneras, para canalizar energías sanadoras por imposición de manos.

No está de más decir, que el "poder" de ciertos mudras, se debe a que se han convertido, de forma inconsciente, en arquetipos positivos para el ser humano, como lo podría ser el mudra para rezar, el mudra que se hace formando un círculo con los pulgares y los dedos medio de cada mano, y que, hoy en día, implica una predisposición para la meditación, y hasta el símbolo de la victoria que se hace formando la "V" con el dedo índice y medio.

El Efecto energético Positivo de los Mudras restaura la Salud

Los mudras se suelen llevar a cabo (por lo general) en sesiones de veinte minutos, donde la concentración sobre las manos, la respiración y la meta a conseguir (en este caso la restauración de la salud física, mental, emocional, sentimental y espiritual), hacen del momento un acto de oración y meditación único y perfecto.

Los mudras se deben de practicar sentado, que aunque se respira mejor de pie, la sesión de veinte minutos cansaría al practicante, lo que haría que perdiera la concentración.

La respiración deberá de ser larga, profunda y armoniosa. Se respirará hasta el abdomen, y solo por la nariz, manteniendo la boca cerrada (mejor con la lengua tocando el paladar) en todo momento.
Se presionará ligeramente en las partes de las manos involucradas en el mudra hasta que se sienta una pequeña vibración en éstas para formar el circuito energético.

El aporte energético positivo del mudra, la respiración profunda, la concentración, y la mente dirigida hacia una meta determinada a conseguir, convierten la práctica de mudras en meditaciones de sanación profundas y completamente efectivas.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor