jueves, 3 de octubre de 2013

Sanación Espiritual. La Voluntad Divina. Plano Cetérico, Chakra Garganta

Cuando la Voluntad Divina y la Tuya sean Una, serás Feliz

El Plano Cetérico del Aura humana es la "plantilla espiritual" del Plano Etérico, que a su vez es la plantilla energética que siguen las células para formar el cuerpo físico: "Y el Verbo se hizo forma".

La principal idea negativa que los seres humanos tienen en este nivel es que la Voluntad de Dios va en contra de, se opone, a la de ellos.

Ignoramos a Dios, porque creemos que nuestra voluntad es totalmente contradictoria a la divina. Quizás creemos, según ideas preconcebidas, debidas a enseñanzas religiosas erróneas, que la Voluntad de Dios es aburrida, que la Voluntad de Dios es "que estemos todo el día rezando", sin disfrutar de lo que la vida terrenal nos ofrece.

El ser humano intenta olvidar la Voluntad de Dios, creyendo que así desaparecerá. Pero cuanto más negamos, nos separamos, intentamos olvidar la Voluntad Divina, más nos separamos también de nosotros mismos, de nuestro verdadero yo, de nuestra esencia divina (Estrella del Núcleo), y de nuestra misión vital.

Sigue tu Misión Vital y la Voluntad de Dios y la tuya serán la Misma

Lo que no saben los seres humanos, es que cuanto más sigan su misión en la vida, cuanto más cerca estén de manifestar su misión vital, más unidas, más relacionadas estarán la Voluntad de Dios y la de ellos, sincronizándose al fin y funcionando en armonía y de una forma holográfica en todos los aspectos de sus vidas y con el Universo.

La Voluntad de Dios respeta siempre el libre albedrío del hombre, que ni siquiera sabe lo que la palabra "voluntad" significa,  ya que la confunde (muchas veces) con "estar en contra", "ponerse en contra", "luchar en contra".

La voluntad es la acción libre de todo individuo de poder llegar a ser si mismo (ser creado a imagen y semejanza de Dios) y cumplir su misión vital en la Tierra: "Manifestar la Voluntad Divina a través de su vida".

La expresión libre de la misión vital del individuo realiza tanto al hombre, como a la Humanidad y al Universo. O con otras palabras: La realización personal verdadera, realiza a la Humanidad y al Universo para bien de todos, pero sobre todo (ya que tratamos la sanación personal), sana al hombre en todos los aspectos de su ser, ya que lo hace feliz.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor