viernes, 21 de febrero de 2014

Reiki y Mareos. Síntomas más comunes que experimenta el Terapeuta de Reiki durante una Sesión de Sanación

Nunca te eches las manos a la Cabeza durante una Sesión de Reiki

Ya hemos visto en artículos anteriores como el Practicante o Maestro de Reiki puede padecer síntomas negativos durante las Sesiones de Sanación. Ahora podemos especificar esos síntomas detalladamente, todos normales, aunque se pueden evitar.

Los mareos son debido principalmente a desequilibrios en el Plexo Solar. Si, así como lo oye. La causa primera de un mareo siempre la podemos encontrar en el Plexo Solar, pero claro está que un desequilibrio o bloqueo en el Plexo Solar afecta automáticamente a el chakra espiritual con el que está directamente relacionado y éste es el Tercer Ojo (para los que no tengan ni idea sobre la Anatomía Espiritual, les recomiendo que vean: "Primer Nivel del Sistema de Sanación Espiritual" en este mismo blog).
El Tercer Ojo desequilibrado causará mareos, aunque también las nauseas en el Plexo Solar. Además los mareos causarán más nauseas.

Pero, ¿por qué se desequilibra el Plexo Solar del Terapeuta de Reiki u otros sistemas de Sanación? La respuesta es fácil: Principalmente porque el receptor de la Terapia tiene el Plexo Solar tan desequilibrado que desequilibra el del Terapeuta. Si el Practicante o M;aestro de Reiki, durante una Sesión de Sanación y/o una Iniciación, así sea de cuerpo presente o a Distancia, no libera los bloqueos energéticos en el Plexo Solar del paciente o receptor a través de eructos y bostezos (liberaciones energéticas comunes) entonces se desequilibrará el suyo propio, produciendole nauseas, dolores de estómago, por supuesto mareos y hasta vómitos.

El Terapeuta de Reiki deberá limpiar, sanar y equilibrar el Plexo Solar del receptor de la Terapia o el Plexo Solar del receptor desequilibrará irremediablemente el Plexo Solar del Terapeuta.
Alguna vez escribí un artículo que forma parte ahora del Libro "El Plexo Solar, el Sol de tu Vida" que la principal "herramienta" de trabajo de un Sanador es su Plexo Solar.

El Plexo Solar. La Principal "Herramienta" del Terapeuta Reiki

Pero existen otras energías y situaciones que podrían causar mareos en el Sanador Reiki: Si el receptor de la Terapia está cargado con muchas energías negativas, debido, por ejemplo, a que es victima de una brujería, entonces esas energías negativas de brujería causarían mareos y otros síntomas en el Terapeuta Reiki, al entrar en contacto con su cuerpo energético.

La falta de arraigo, así sea porque el Practicante o Maestro de Reiki no saben arraigar a sus alumnos y pacientes o porque los arraigan mal, también puede causar mareos. Piense que el receptor de una Sesión de Sanación o Iniciación, Booster o Iniciación de Sanación, se eleva (literalmente) al contacto con las energías de frecuencia elevada utilizadas en el ritual, pudiendo caer en trance (quedarse traspuesto) y el Maestro o Practicante de Reiki deberá poder hacer volver el alma de sus pacientes a la Tierra (arraigarlos). Uno de los errores que cometen muchos Sanadores es que arraigan a sus pacientes pero no se arraigan a sí mismo, causándose ellos mismos el mareo al volver a la realidad física aún elevados.
Nunca permita que un alumno o paciente deje su consulta mareado, podría ser catastrófico.

Los mareos también los pueden padecer los sanadores en la vida diaria. La Sanación es un Don de Dios y el Sanador no descansa nunca, si Dios no lo cree conveniente. El trabajo del Sanador es de 24 horas diarias, todos los días del año, no se puede evitar. Así pues muchas veces nos encontramos en la calle con personas que necesitan Sanación y automáticamente nuestro Sistema de Chakras Mayores comienza a vibrar a mayor velocidad para poder canalizar energías sanadoras hacia esa persona o personas determinadas que la necesitan, ocasionando con ello mareos, nauseas y hasta vómitos en el Sanador, si no se sabe proteger, desconectar, arraigar, y sobre todo mantenerse en calma.

Los Sanadores Reiki también se pueden Marear en la Vida Diaria

Consejos para evitar los mareos:

  • Intenta estar bien protegido, centrado y relajado antes, durante y después de las Terapias Reiki
  • Nunca te eches las manos a la cabeza (tendencia natural) si te encuentras mareado, sino a las ingles para arraigarte. Si te echas las manos a la cabeza enviarás más energía a esa zona, te elevarás más y te marearás aún más, hasta tal punto que puedas desmayarte.
  • Si te sientes mareado durante una Terapia, abre los ojos y mira a tu alrededor, imagínate un CHO-KU-REI debajo de cada uno de tus pies y piensa "baja, baja, baja" hasta que te encuentres centrado.
  • Tu paciente se elevará durante la Sesión de Sanación, tu estarás conectado a él o ella pero tu tendrás que estar consciente durante la Terapia, si no acabarás cayéndote sobre el receptor de la sanación.
  • Bebe agua después de la Terapia y ofrécele también a tu paciente. El agua, aparte de hacer fluir la energía también arraiga.
  • Utiliza hematites en los bolsillos, que no solo protegen de las energías negativas, sino que también arraigan el alma al cuerpo con su alto contenido de hierro.
  • No te olvides nunca de arraigar al paciente y arraigarte tu.
  • Eructa y bosteza todo lo que tengas ganas para que liberes energía en el Plexo Solar y lo puedas mantener equilibrado

Todo por el bien de la Humanidad.
¡Abrazos!
Damián Alvarez
Creador del Sistema de Sanación Tinerfe
Gran Maestro de Reiki






Consigue el Libro de Damián Alvarez
Gran Era del Amor