viernes, 23 de septiembre de 2016

Mudra de la Abundancia. Mudra para Abrir los Chakras de las Manos (Mudra Urbano)

Mudra dinámico de la Abundancia: Frotamiento de las Manos

La avaricia es un pecado, más bien un demonio, pero la abundancia es otra cosa. La abundancia es justa. Todos deberíamos recibir nuestra parte de la abundancia del universo que nos corresponde por derecho propio y que Dios nos prometió. Existe abundancia en el planeta para que todos los seres humanos podamos vivir de forma más que holgada.

El siguiente mudra (aunque no he encontrado ningún gráfico o fotografía en Internet) es innato en los niños pequeños. Se trata de abrirse los chakras de la manos a sí mismo, y no para dar (aunque una cosa nunca quita la otra, si tienes también podrás repartir, pero si no tienes poco podrás darle a los demás), sino para recibir.

Lávese las Manos con Energía y Abrirá los Chakras de las Manos

Con los chakras de las manos tanto damos como recibimos por lo que interesa tenerlos perfectamente abiertos para recibir la abundancia del universo.

Como dije antes, los niños lo suelen hacer ante algo que les gusta mucho y que desean disfruta al cien por cien: Frotarse el interior de las manos una contra la otra siguiendo la línea de la mano.

La alternativa al frotamiento de las manos, que deberá de ser relativamente lento y suave, en contraste al frotamiento excesivamente rápido y fuerte del avaricioso, es lavarse las manos con energía. Sí, como leyeron: Lávese las manos sin agua, sin nada. solo con el aire si le suena mejor, y láveselas no solo interiormente sino también por su parte exterior. Restriegueselas una con la otra pero siempre suavemente.

Tiene Derecho a su parte de la Abundancia que le Corresponde

Las manos se frotarán entre sí interiormente unos momentos, y luego, la parte interior de una mano frotará la parte exterior de la otra envolviéndola repetidas veces y viceversa.

Este mudra dinámico es de los más efectivos, no solo para obtener abundancia sino también para disfrutarla.

Tenga en cuenta que la abundancia se compone de gran cantidad de pequeñas cosas, no desprecie lo pequeño porque entonces nunca le llegará lo mayor. Viva en agradecimiento y nunca le faltará de nada.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor