lunes, 29 de mayo de 2017

Chakras, Línea Hara y Cuerpos Energéticos

Cada Cuerpo Energético de los que forman
el Aura tiene su propio Sistema de Chakras

Cada Cuerpo Energético tiene su propio sistema de chakras y, por lógica, deducimos que también tienen una Línea Hara. Pero no uses la mente lineal en este aspecto tampoco. En la Línea Hara se encuentra la historia de nuestra vida, por la Línea Hara fluye la vida, y ¿de qué se compone la vida?

La vida se compone de actuación, de emociones, de pensamientos, de sentimientos, de planeamientos, de pensamientos transcendentales, de espiritualidad, o sea, de todo junto.
La Línea Hara no es solo un tubo de luz que atraviesa el cuerpo físico, sino que es un conglomerado de energías que forman nuestra vida gracias a los diferentes cuerpos energéticos y los chakras de éstos.

Cada uno de los Sistemas de Chakras posee
 aspectos Frontales y Dorsales

La Línea Hara también se compone de diferentes energías de diferente frecuencia, aunque su base y sustento sean las energías del Cuerpo Divino o chakra Corona. Esto último lo deduzco yo, aunque también soy consciente de que los Chakras Transpersonales y la Línea Hara tienen una frecuencia determinada que en condiciones perfectas, el ser humano podría mantener y vivir eternamente, pero hasta entonces, vivimos según los niveles a los que estamos acostumbrados.


Sí, cada Cuerpo Energético tiene su propia sistema de chakras completo, o sea, aspectos frontales y dorsales, voluntad y acción, Los chakras no son luces de colores pegadas al cuerpo físico.
El Sistema de Chakras Mayores está formado por 7 sistemas de chakras de diferente frecuencia, cada uno asociado a un cuerpo energético.

Cada Chakra está formado por 7 Chakras superpuestos

Cuando superponemos 7 sistemas de chakras obtenemos entonces un sistema de 7 chakras con 7 niveles en cada chakra. Por ejemplo: El Chakra Sacro tiene 7 niveles (como todos los demás chakras), así pues, podemos tener sexo para procrear, dejar descendencia (primer nivel de ese chakra), pero también podemos tener sexo tan solo para disfrutar, obtener placer (segundo nivel), también podemos sentirnos realizados teniendo sexo (tercer nivel), tener sexo por amor, hacer el amor (cuarto nivel), el sexo como medio de comunicación (quinto nivel), sexo trascendental, no lo hacemos solo por nosotros, sino por dar placer, hacer que lo pase bien otra persona (sexto nivel) y el sexo como un ritual que le ofrecemos a Dios (séptimo nivel).

Los chakras de la voluntad, o sea, los dorsales, también tienen 7 niveles cada uno, ya que también están compuestos por 7 sistemas de chakras superpuestos. Somos seres creados a imagen de Dios, o sea, perfectos, no podría ser de otra manera.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor