martes, 2 de mayo de 2017

Oración, Sanación y Bostezos.

Oración y Bostezos. Liberación de Energías Negativas en la Sanación

A veces, muchas personas me dicen que por qué comienzan a bostezar tan solo con hacer una oración. También me preguntan que qué tienen que ver los bostezos con la sanación.

Bueno, decir que, la sanación, en gran parte, es deshacer energías que causan bloqueos energéticos o desequilibrios en cuerpo y alma de pacientes. Los bloqueos o desequilibrios debidos a energías negativas exteriores al paciente se suelen deshacer  bostezando.

Sí, los bostezos liberan energías negativas, así sean propias o de otras personas. Las energías negativas las podemos absorber de otras personas, animales, medio ambiente, o pueden ser recibidas porque nos las envían otras personas, así sea de forma consciente, como pudieran ser las brujerías, o de forma inconsciente como los celos, las envidias, etc.

Dios, la Energía más Elevada de la Existencia

Pero, por qué bostezamos tan solo con hacer una oración así sea dirigida hacia nosotros mismos o hacia otras personas.
Decir que la oración es el preámbulo de la sanación o el sistema de sanación en sí mismo. La oración es una manera de enviar las energías sanadoras hacia nosotros mismos o hacia otras personas, de hecho, existen sanadores, los llamados santiguadores o santiguadoras, que sanan orando.

Lo que realmente hacen los santiguadores es deshacer las energías negativas exteriores que hayan asimilado o recibido el paciente y que le estén causando mal. Por lo que no es de extrañar que bostecen durante sus santiguados.

Los Santiguadores Sanan tan solo con la Oración

Los santiguadores crean una onda energética de frecuencia elevada con la entonación de las oraciones que deshace las energías negativas de frecuencia más baja que tenga el paciente. Claro está que una persona, vamos a llamar normal, no crea consciente o inconscientemente con su oración una onda energética de frecuencia elevada para deshacer las energía negativas.

La respuesta a la pregunta que nos concierne es que si la oración está dirigida a Dios, tan solo el nombrar la palabra Dios crea energías positivas elevadas de sanación. Sí, la palabra Dios es un arquetipo positivo elevado. La palabra Dios es un mantra de frecuencia energética elevada. Eso sin contar que Dios es Dios, la energía más elevada del existir, por lo que no es de extrañar que cada vez que nombramos a Dios se deshagan las energías negativas, y lo hagamos bostezando.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor