viernes, 5 de mayo de 2017

Protección contra Energías Negativas. Dios nos Protege

La Fe en Dios. La Mejor Protección contra las Energías Negativas

Suponiendo que tengamos fe en Dios, o sea, que vivamos según dice Dios que tenemos que vivir, pues pocas protecciones necesitaríamos porque seríamos luz, paz, amor, viviríamos como seres creados a imagen de Dios, y no existe protección alguna mayor que las energías del amor. Fácil decirlo, un poco más difícil conseguirlo. Como he dicho muchas veces, pocas personas viven como seres creados a imagen y semejanza de Dios, quizás ninguna. Pero mientras tanto, mientras intentamos cada día ser mejores personas, pues podemos acercarnos a Dios y pedirle que nos proteja. Nos podemos proteger con la siguiente oración sencilla: "Dios, protégeme de todas las energías negativas.

"Dios protégeme de todas las energías negativas". Esta oración de protección "perfecta" la tenemos que introducir en nuestra vida para que funcione, claro está. La mayoría de las veces o siempre, la podremos decir mentalmente, para nuestro interior, ya que los momentos y situaciones harían de una indiscreción ponerse a orar en alto. También orar mentalmente pude inyectar más poder concentrado en la oración que si la recitásemos en voz alta (aunque existen excepciones como en las "guerras espirituales" en que rezar en alto es primordial).

Desde que te despiertes o te levantes de la cama por las mañanas pues pídele a Dios que te proteja de todas las energías negativas, y confía plenamente de que Él, tu Creador, te protegerá. Piensa que las energías negativas te pueden llegar desde los más cercanos a ti (por muy triste que sea), o sea, desde la primera persona que te encuentres después de despertar.

Si Dios está contigo ¿Quién puede estar contra Ti?

Antes de salir a la calle pues pídele a Dios que te proteja de todas las energías negativas, porque tu no sabes lo que te deparará la vida/la calle.
Antes de emprender un viaje, así sea largo o corto, así sea en coche, barco, avión, o como si es en bicicleta, pues pídele a Dios que te proteja durante el viaje, y abandónate en sus Manos. Cuando se refiere a los viajes yo suelo alargar la oración de protección con "que sea tu voluntad y no la mía", y así me abandono al completo en los brazos de Dios. La protección en los viajes no solo evita las energías negativas sino también nerviosismos, angustias, miedos innecesarios como los que experimentan algunas personas cuando viajan en barco tren o avión. Abandonarse en las manos de Dios es lo mejor en estos casos.

Si sales de tu casa de camino a encontrarte con otra persona pues pide protección por ti, pero también puedes pedir protección por la otra persona. Ten en cuenta que en las citas, reuniones, etc., se pueden entablar discusiones, peleas, y crear energías de celos, envidias y demás. Las energías negativas son muy sofisticadas e intentarán atacarte cuando menos y desde menos te lo esperes para cogerte de sorpresa. Pedirle a Dios que te proteja de todas las energías negativas es una buena manera de mantenerte alerta "por si acaso" y que nada te desequilibre porque no estuvieses atenta.

Pídele a Dios que te proteja antes de entrar a tu puesto de trabajo o a una tienda, porque tu no sabes de qué humor están tus compañeros de trabajo, o como se siente la dependienta.
Si vas a tener una cita de trabajo o cualquier otra reunión donde estén involucradas varias personas pues pide protección también.

Acércate a Dios y Dios se acercará a Ti

Antes de llegar a tu casa pídele protección a Dios. Sí, oíste bien. Tu casa pude estar cargada de energías negativas así sea de las personas que la habitan, cargada por ti misma, o energías negativas exteriores que te hayan enviado a conciencia a tu hogar. También las personas con las que compartes techo pueden sentirse mal, estar enfadadas, nerviosas o lo que sea, y tú no quieres que esos enfados, nerviosismos, desequilibrios, se te contagien a ti.

Antes de contestar al teléfono (te recomiendo que nunca lo hagas con prisa, sino en paz y tranquilidad), pídele a Dios que te proteja porque tú no sabes lo que te espera al otro lado de la línea. Tú no sabes de qué humor, o quizás ni siquiera quién te llama y para qué. No me refiero a malas noticias que te podrían llegar a través del hilo telefónico, sino a cualquier persona a la que le has caído mal y te llama simplemente para insultarte, o cualquiera sabe, porque existen muchos locos sueltos por ahí. Pero aunque sepas quien te llama, siempre es bueno pedirle a Dios que te proteja porque no sabes en qué estado se encuentra precisamente en ese momento quien te llama.

Abandonarse en las Manos de Dios, Confiar y No tener Miedo

Pide siempre protección antes de emprender cualquier tarea o proyecto, así sea grande o pequeño. Recuerda que la mayoría de accidentes suceden en casa. Date cuenta también, que una simple jaqueca te puede impedir que escribas aquella obra maestra que has deseado escribir toda la vida y nunca has podido hacerlo sin saber por qué.

También puedes pedir protecciones específicas en momentos determinados que no sean, vamos a llamar "agradables". 
Otras protecciones serían pedirle a Dios que proteja a tu familia, que proteja tu hogar, etc., etc.,

Y cuando te vayas a la cama, cuando vayas a dormir, pídele a Dios que proteja tus sueños y que te proteja a ti mientras duermes. Abandónate a Dios mientras duermes y Él te protegerá... 
... Dulces sueños y reparador descanso...


Damián Alvarez
Gran Era del Amor