miércoles, 2 de mayo de 2018

Dios del Orden y no del Caos. La gran Importancia de la Limpieza y el Orden para Cuerpo y Alma

Dios es un Dios del Orden y no del Caos. El Dios del Caos es otro

Siempre me ha gustado el orden y la limpieza. Enseño a mis alumnos que la limpieza y el orden crean energías positivas. A lo largo de mi carrera, mucha gente me ha tachado de pedante, y hasta se han atrevido a decirme que "si tengo tanto orden a mi alrededor es que debo de tener un caos interior" o que soy una persona muy controladora, que no puedo ser inteligente.

Una de mis frases predilectas es la siguiente: "Dios es un Dios del orden y no del caos, el dios del caos es otro, ..."

Hace 6 años escribí un artículo con título: "Las Virtudes del Corazón: El Orden", con el que podéis deleitaros en el siguiente enlace: https://sistemasanaciontinerfe.blogspot.com.es/2012/01/las-virtudes-del-corazon-el-orden.html

Ahora, aunque ya me habían dado la razón otras corrientes filosóficas (confirmación que nunca necesité), aparte de la perfecta filosofía bíblica, pues la Ciencia, (como de costumbre), también me da la razón otra vez.

Lo que sigue es un artículo que me encontré por casualidad en MSN cuando salía de mirar mi correo electrónico. Ahí queda para todos los que me menospreciaron en su día y me siguen menospreciando por mi limpieza y orden:

El Orden crea Energías Positivas: Paz, Relajación, Confort, Bienestar


La gran Importancia del Orden y la Limpieza para Cuerpo y Alma (el título es mío)

"La relación entre la armonía y el bienestar personal con el orden y la creación de un espacio agradable ha ido cobrando fuerza en los últimos años. Hasta ahora, limpiábamos y ordenábamos nuestra casa por una cuestión de costumbre e higiene (o eso era lo que creíamos). Sin embargo, cada vez son más los gurús que intentan demostrar que existe una relación directa entre la disposición de nuestro entorno y la salud mental de las personas. ¿Es posible reducir el estrés y la ansiedad y, en definitiva, sentirnos mejor con nosotros mismos teniendo la casa limpia y ordenada? Hay varias teorías que demuestran esta afirmación.

Claro ejemplo es el fenómeno desatado por la japonesa Marie Kondo, que con su libro La magia del orden consiguió adeptos de todo el mundo fascinados por su teoría sobre el orden. El método Konmarie basa su filosofía en desechar todo lo que es prescindible en nuestra vida y evitar guardar, en cada limpieza general, todos esos elementos que jamás usamos pero que, por apego emocional, seguimos manteniendo en el fondo de los armarios año tras año. Su teoría asegura que solo debemos quedarnos con todo aquello que nos hace felices y tirar o donar todo lo demás. Esto lo aplica no solo a objetos y recuerdos sino también a la ropa, los accesorios o los libros.

Marie Kondo, experta en organización no solo del hogar sino también de espacios de trabajo, ofrece también una serie de herramientas para disponer los elementos en cada lugar, con un objetivo claro: organizar para siempre. Consiste en establecer unas normas en armarios y otros espacios de almacenamiento para que cada cosa esté siempre en su sitio, y no tengamos que moverlas de un lugar a otro constantemente. Esto, asegura, nos hará felices a corto y largo plazo, ya que el desorden y el caos están estrechamente relacionados con el estrés o la ansiedad.

En este sentido, encontramos otros movimientos o filosofías que, de una forma u otra, defienden esta teoría del orden y la disposición de los elementos en nuestro entorno. El feng shui, una filosofía china que defiende la armonía de los muebles, plantas y colores del hogar (dispuestos de una forma concreta) para obtener un equilibrio emocional. Esta filosofía apuesta por colores, materiales y elementos que evocan a la naturaleza, paredes blancas y suelos de madera, espacios ultra luminosos y entradas o halls que inviten a pasar a ese paraíso llamado hogar. También está el famoso hygge, un concepto danés que, si bien no tiene una traducción concreta, habla de la importancia de un espacio acogedor, ordenado y que invite al relax y el descanso dentro de nuestra casa. Porque, al fin y al cabo, es el lugar más personal e íntimo que tenemos y que, se supone, está destinado a nuestro descanso y evasión del trabajo y otros problemas.

Pero, ¿es solo el resultado lo que nos alivia el estrés o podemos encontrar placer en ese proceso? Según los expertos, el proceso de limpiar y ordenar tu casa podría ser una forma de desconectar y desintoxicarte a ti mismo, al mismo tiempo que lo haces en el hogar. Consiste en transformar la acción de limpiar, que a menudo es una carga de obligaciones y frustraciones, en una terapia anti estrés por la que eliminaremos todo aquello que sobra o no nos hace felices, y se convertirá en un proceso satisfactorio.

"Tener que hacer la limpieza del hogar resulta para muchos frustrante porque realizan las tareas sin ganas y con el único objetivo de acabar lo antes posible. Sin embargo, lo que no sabe la gran mayoría es que haciendo una limpieza están mejorando su calidad de vida y su bienestar, potenciando el sentimiento de felicidad, además de evitar ácaros y gérmenes", nos explica uno de los directivos de Bisell, firma de limpieza líder en nuestro país, que nos habla, además, de los beneficios de transformar este proceso en algo reparador, más allá de una obligación o carga del día a día."

"La necesidad de limpiar y organizar nuestro espacio responde a la necesidad de regeneración, de dejar atrás aquello que frena para afrontar las cosas buenas que están por llegar", agrega el experto.
Esta teoría está amparada por estudios científicos como el de Instituto de Neurociencia de Princeton, que asegura que las personas desordenadas y una vivienda poco organizada presentan más síntomas de fatiga y cansancio. Esto es debido a que un ambiente caótico y poco confortable nos agota anímicamente y, además, hace que disminuya la concentración. Así que, ¿qué mejor que encontrar en una obligación diaria una herramienta para sentirnos mejor y hacer que el espacio que nos rodea nos aporte positividad nada más cruzar la puerta de casa?"


En este Caso, el Orden de los Factores si Altera el Producto

Como dije anteriormente, hace 6 años escribí un artículo sobre el orden como virtud, y aquí les dejo un esbozo:

"El Orden crea también energía positiva, paz y tranquilidad. Crea formas  geométricas que transmiten energía positiva y sanación. El desorden, en cambio, crea energía negativa, enfermedad, ansiedad  y nerviosismo. Si la higiene es importante para la salud física, el Orden 
es bueno para la salud anímica".
Damián Alvarez
Gran Era del Amor