lunes, 30 de enero de 2012

La Escuela de Dios. El Desarrollo

Enamórate de Dios, de la Vida, de Ti Mismo y Vive

Según el diccionario la palabra "desarrollo" significa acción de crecimiento o progreso de una sociedad, persona o cosa. La palabra "progresar" significa acción de movimiento hacia adelante, pasar una persona, una materia o una cosa a un estado mejor, más avanzado, más adelantado. Experimentar una mejora o avance.
He citado las definiciones anteriores como las mejores que he podido encontrar en el diccionario, pero realmente, aunque las personas no lo crean, "desarrollarse" no significa avanzar hacia mejor o evolucionar, no significa un cambio hacia mejor, podría ser hacia peor. Una de las mejores definiciones de evolución son las filosóficas que hacen hincapié en que el progreso es un avance indefinido de las normas morales y capacidades mentales.

En verdad que nos podemos desarrollar hacia adelante y hacia atrás. La mayoría de las personas cree que evolución y desarrollo significa un avance positivo, pero no es así. Todo lo que cambia, evoluciona. Todo lo que cambia, se desarrolla. Solo la palabra progreso significa desarrollarse hacia mejor.

Somos seres espirituales dinámicos, en constante desarrollo. Nuestra Alma es dinámica. El Alma que no se mueve, muere. El que no se desarrolla hacia adelante se acostumbra a desarrollar hacia atrás, aunque crea que está parado, que no se mueve. En la persona no dinámica existe una evolución retrospectiva, una involución.
El ser humano se puede siempre desarrollar hacia el bien o hacia el mal. No decidir, estar quieto, parado, significa un desarrollo hacia el mal, ya que la no dinámica es un desarrollo negativo para nuestro ser. El Universo tiene un movimiento constante. Cuando crees que estás parado te estás moviendo hacia atrás.

Lo que nos interesa realmente es el desarrollo positivo, la evolución positiva, el progreso, tanto del ser humano como ser individual y de la sociedad en general.

El Desarrollo Espiritual individual es un Progreso para la Humanidad

El desarrollo espiritual, aunque no existe definición en el diccionario, se debe de referir al progreso de nuestra Alma hacia Dios. El progreso de nuestra persona en un intento de ser cada día mejor. El progreso del planeta debería ser un desarrollo, una evolución hacia un mundo mejor. Mucho a pesar mío no es así.

El ser humano normal es engañado por los seres espirituales negativos a que viva una vida conformista. El ser humano se conforma con "su casa, su pan, su hembra y la fiesta en paz" como dice la canción. En verdad, el conformismo de la gran mayoría de los  seres humanos es bárbaro, de ahí la definición del hombre: "El hombre nace, crece, se reproduce y muere" y la definición "popular": "para cuatro días que vamos a estar aquí, lo mejor es comer, beber y echar un "quiqui" de vez en cuando".
¿Dónde hemos abandonado nuestra Alma dinámica en desarrollo constante? Para mi, un ser humano es "un ser creado a imagen y semejanza de Dios en desarrollo constante. Nace, crece, se desarrolla y no debería morir jamás".

La sociedad se compone de individuos, si los individuos se desarrollan hacia el bien, la sociedad también se desarrolla hacia mejor. Pero ¿Dónde estamos? ¿Se desarrolla el individuo y la sociedad hacia el bien?

El conformismo del ser humano, debido a que están acostumbrados a que otros "les marquen las pautas de lo que es ser feliz", los deja paralizados después de haber conseguido lo que los demás le ofrecen, aunque no sean felices.


Cada día los jóvenes son más viejos

Si tienes trabajo fijo, casa, familia, hijos y te tomas ciertos desayunos de marca, ya debes de ser feliz, por lo tanto deja de desarrollarte. Párate, tómate tus cuatro copas al terminar el trabajo, túmbate en el sofá y mira la televisión. Mañana será otro día, otro día igual que el anterior. Total ¿para qué? para cuatro días de lo mismo.
En verdad, que para estas personas, la vida es "cuatro días" y todos iguales. La pereza, la rutina, la monotonía los vuelve viejos y gordos, y pierden el entusiasmo por la vida. Personas muy fáciles de manipular por propaganda de algunas empresas que le ofrecen la felicidad sin que ellos muevan un dedo.
La Televisión también tiene su función importante para parar al ser humano espiritual dinámico. Mira lo que hacen los demás en vez de vivir la vida. Mira como los demás caminan por el monte, hacen el amor, se van de excursión, salvan al planeta, estudian, se desarrollan, mientras que tu estás sentado en tu sillón viendo la televisión, osea "tirando" tu vida a la basura. No estudias, no creces, no sales al campo, no haces el amor, no vives. ¿no vas a envejecer y morir al fin, así como tratas a tu vida?
Un día llegarás a ver en televisión a otras personas viendo la televisión. Ese día no estarás vivo, sino momificado, muerto en vida.

En nuestro interior existe un niño que debe desarrollarse hacia el bien constantemente. El niño interior desea llegar lo más cerca de su Padre Celestial como le sea posible. El niño interior no envejece nunca, ni es conformista. Este niñó quiere aprender, estudiar, escribir. Quiere ayudar al planeta y a toda la Humanidad a progresar, a que cada día el planeta sea un mundo mejor para todos.
El niño interior, como nuestro niño físico de nuestra infancia tiene en su poder la energía Kundalini. La Kundalini es un potencial infinito de energía creativa, que usada con amor hace milagros. La energía Kundalini es la energía de la Pasión, la energía del Enamoramiento.


El Desarrollo Espiritual del Planeta depende de Todos nosotros

Enamórate de ti mismo, de la vida, de Dios. Estudia, lee, escribe, aporta tus conocimientos a la Humanidad, desarróllate hacia el bien.
Rejuvenecerás, vivirás mejor, vivirás.

Los seres espirituales negativos conocen tu potencial infinito como hijo de Dios y desean que desaproveches tu vida, sin llegar nunca a darte cuenta que tu eres la humanidad y si tu te desarrollas hacia el bien, toda la humanidad también lo hará.

...¿y si la vida son realmente "cuatro días" para qué "tirar" tres de ellos a la basura?.
Cuando empieces a valorarte como debes y valorar la vida que Dios te dio, (un regalo lleno de infinitas posibilidades), cuando te enamores de la vida y la vivas con pasión, entonces realmente estarás viviendo...
...y quizás esos "cuatro días" se vuelvan infinitos.

...y Dios se levantará y se acostará contigo... y Dios reirá contigo
Verás a los incrédulos envejecer y morir mientras viven, y tu vivirás y no envejecerás ni morirás.

Tu vida y tu Alma se desarrollarán hacia el bien y contigo toda la Humanidad.





Consigue el Libro "La Escuela de Dios" de Damián Alvarez
Visita:http://www.bubok.es/libros/223913/La-Escuela-de-Dios
Gran Era del Amor