domingo, 8 de enero de 2012

Las Virtudes del Corazón. La Disciplina

La Disciplina es el Arte de ser constantes y perseverantes con Amor

La Disciplina es la capacidad de un ser humano de conseguir sus buenas metas 
a través de la Constancia y la Perseverancia (Otras Virtudes).
Mi propia definición es que la Disciplina es "El Arte de vivir como seres creados a 
imagen y semejanza de Dios".

Si, con Disciplina podemos conseguir todo lo que nos propongámos. Pero si lo que conseguimos no es bueno para nosotros y para toda la Humanidad no se puede 

llamar Disciplina, ya que la Disciplina requiere de Amor. Sí, de Amor. La Disciplina 
sin Amor se puede llamar criminalida, fanatísmo, vicio u otros muchos adjetivos negativos.

A la mayoría de las personas no les gusta la palabra diciplina porque la asocian a sufrimientos y muchos esfuerzos. Muchos diccionarios también hablan de sacrificios 

y penurias cuando se decide vivir de forma disciplinada.
Lejos de la realidad de un ser que actúa con Amor y una mentira del Sistema hacia 
las personas que desean hacer el Bien al Mundo.
Sin Disciplina no podremos Sanar al Mundo, ni a Nosotros Mismos.
La Disciplina Verdadera, osea la que se lleva a la práctica con Amor no requiere esfuerzos sino que es un disfrute, es felicidad.

La Disciplina verdadera es la que se lleva a cabo para hacer el bien

La mayoría de los seres humanos "gasta" muchísimas energías en fiestas y 

jolgorios. Son capaces de levantarse muy temprano y acostarse muy tarde, 
o quizás ni siquiera dormir para celebrar fiestas innecesarias que le roban la 
energía, la salud y el dinero sin darle nada a cambio: Solo una resaca y un mal 
sabor de boca.
Se debe de ser disciplinado para no caer en las "garras" de un Sistema que 
solo desea robarte tu dinero y tu vida.

La Disciplina Verdadera, la que realmente necesita el Alma, es la Disciplina que se 
lleva a cabo para hacer el bien, para actuar con Amor.
Deberíamos de levantarnos una hora más temprano el día que descansamos, ya 
que es un día de disfrute para nosotros pero ¿Quién lo hace?
Ponte rutinas, levántate siempre a la misma hora, sé siempre puntual, no prometas nunca lo que no seas capaz de poder cumplir, no ayudes a nadie de palabras, sino 
con hechos. Cumple con todos tus pensamientos, crea según lo que planees y no planées lo que no puedas llevar a la práctica.
Demuestrate a tí mismo que tu vida es tuya y que la tienes bajo tu control. 
El Gran Maestro es el Maestro de su propia Vida. Consigue todo lo que se propone, 
ya que tiene libre albedrío y el poder de las Virtudes del Corazón trás de él. Su vida 
y su futúro es creación del Maestro y no de la suerte o las circunstancias.
Cuando llegue el día , que por casualidad estés cansado, tu Alma acostumbrada a 
la Disciplina pondrá en tus manos tus metas sin ningún esfuerzo por tu parte.
El Alma sólo quiere realizarse pero para ello necesita a alguién (una mente 
disciplinada) que la guíe.
Educa a tu mente de forma disciplinada. No pienses una cosa y hagas la otra, 
ya que así sólo confundirías a tu mente y la maleducarías.

La Disciplina activa la Energía Kundalina, el Poder de la Pasión y el Poder de 
hacer Milagros.

Disciplina es hacer salir el Sol en tu corazón a cada amanecer y si un día no sale 
el Sol porque está nublado, que si salga el Sol en tu Corazón...
Gran Era del Amor