miércoles, 25 de enero de 2012

La Escuela de Dios. La Fe, la Duda

No permitas que nada, ni nadie te quite tu libre albedrío

El diccionario define la duda como "vacilación o falta de determinación ante varias posibilidades de elección acerca de un hecho, una noticia o una creencia". También como "indeterminación del ánimo ante dos juicios o dos decisiones, acerca de un hecho, una noticia o una creencia". Los filósofos afirman que la duda es el comienzo de la búsqueda de la verdad.

La duda es sólo un síntoma de poca fe. Muchas personas tienen fe y dudas sobre la misma creencia en diferentes etapas de su vida. Lo anterior significa que mucha fe no tenían esas personas. Pero quizás deberíamos primero definir la fe: "La fe es vivir según sus convicciones, tiene muy poca fe el que no vive según su fe" Damián Alvarez.

La fe, no olvidemos es una virtud del corazón, parte y se forma desde el Amor. La duda, sin embargo, es miedo, lo contrario del amor. La duda debilita nuestras energías y nos "obliga" a utilizar esas nuestras energías en lo que podríamos llamar variabilidad.

La energía sigue el pensamiento, cuando dudamos la energía se debilita, no fluye. La variabilidad ocasiona bloqueos energéticos en el fluir de nuestra vida. La duda (como vimos anteriormente) es miedo, lo contrario al amor. El miedo la raíz de todas las enfermedades.

¿Cuál es la Alternativa a Dios, a la Vida, al Amor, a la Felicidad?

Dios "planta" tus deseos en tu corazón (flores bellas), luego el diablo planta un montón de dudas (hierbajos) entre tus deseos. "A veces son tantos los hierbajos que no podemos ver las bellas flores en el jardín de nuestro corazón, si regamos esas flores con amor, crecerán, pero si las fumigamos con mucho miedo se marchitarán y solo sobrevivirán las malas hierbas".

Anteriormente citamos que la duda era un síntoma de poca fe, pero realmente no es así, aunque es muy profundo explicarlo: Todo el mundo tiene fe, pero a veces, esa fe es depositada sobre el miedo, sobre las dudas, sobre lo negativo.

Vivimos bajo una condición dualista del bien y el mal. Dudamos cuando creemos que lo bueno quizás es malo. Nos olvidamos a menudo que como seres creados a imagen y semejanza de Dios no deberíamos dudar nunca por tres motivos: Primero, porque la duda no puede existir en un milagro como nosotros. La duda es miedo y no puede existir en el Amor, y nosotros somos amor. Segundo, todo lo que te detiene no viene de Dios, si las dudas te detienen no pueden venir de Dios. No permitas que las dudas, el miedo, te quiten tu libre albedrío. La duda no te lleva a ninguna parte, la duda te domina, te paraliza, te consume. No creas que dudar es usar el libre albedrío, al contrario, dudas porque eres incapaz de usar tu libre albedrío por falta de fe. Usar el libre albedrío es decidir sobre varias opciones posibles y no dudar sobre esas opciones. Tercero, como ser creado a imagen de Dios eres amor y la duda es miedo, osea no eres tu. No tengas miedo a equivocarte sobre donde pones tu fe, si actúas con amor no te equivocarás jamás.

No dudes. Sé tu mismo, actúa con amor, que nada te detenga

La dudas te desequilibran, te quitan tiempo (vida), te quitan dinero (vida) y te quitan energía (vida). Ustedes conocen al ladrón de la vida, a ése que desea que tires tu vida a la basura sin enterarte de quien eres. Contra ése hay que luchar.

Las dudas demuestran que no sabes lo que quieres y de que no actúas siendo tu mismo. Las alternativas no existen, también son una mentira. Las alternativas te paran de forma sofisticada. Cuando creemos que nos estamos moviendo en la vida entre alternativas, solo estamos moviendo un pie hacia adelante y hacia atrás sobre el mismo lugar. ¿Quién tiene una alternativa mejor a Dios, al Amor, a la Vida Eterna? ¿Quién te puede hacer dudar con patrañas como que "Dios no existe", cuando ellos no tienen una alternativa mejor?

Basándote en la "Palabra de Dios" (ver artículos anteriores bajo esta misma etiqueta) ponte metas en tu vida y consíguelas. No permitas que nada ni nadie te detenga o te haga dudar. No permitas que nadie te saque de tu "camino".

Ten fe en Dios, en la Vida, en ti mismo. No permitas que nadie te robe tu Vida, es lo único que posees.
... y no te lleves por esos filósofos que creen que la duda los conducirá hacia la Verdad, lo único cierto es que realmente ellos están perdidos...





Consigue el Libro "La Escuela de Dios" de Damián Alvarez
Visita:http://www.bubok.es/libros/223913/La-Escuela-de-Dios
Gran Era del Amor