sábado, 30 de noviembre de 2013

El Creador y los Cazadores. Creación o Destrucción

Creador y Creación. Dios es un Dios de Vida y no de Muerte

Hace unos 15 años escribí un libro, realmente es aún un manuscrito, porque no se ha publicado, que se titula: "El Creador y los Cazadores".

En este manuscrito explico como el ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, que se supone tiene todas las cualidades mismas que su creador, ha "olvidado" sus orígenes energéticos esenciales y se ha convertido en un monstruo atroz, que siembra cáos y destrucción a su paso.

Solo necesitamos mirar las noticias en la televisión, para comprender que el hombre está muy, pero que muy lejos de su esencia divina natural.

Dios crea. Dios es un Dios de vida y no de muerte. Dios es un Dios del orden y no del cáos. ¿Porqué los humanos entonces nos empeñamos en destruir cuando deberíamos de ser la "mano creativa" de Dios, la "mano"de sustento y mantenimiento del planeta Tierra y quizás de todo el Universo?

El Ser Humano solo Necesita Amar y ser Amado. Podrías ser Tu

La respuesta, como ya hemos visto en otros artículos, es la ausencia de amor. Todo hombre que destruye es un "niño" que grita y patalea, pidiendo lo único que necesita: ¡Amor!
El "amor" interesado arrastra al ser humano hacia la frustración, la ira, la violencia, el rencor, la rabia, y sobre todo hacia los complejos.

Repetidas frustraciones acomplejan hasta tal punto al ser humano, que lo convierte en una ridícula piltrafa. También el "amor" interesado busca poder, gloria y dinero, lo que crea una sociedad de cazadores y no de creadores (como Dios manda).

El poder, el dinero y la gloria son las máscaras que esos "niños" necesitados de amor, se ponen todos los días para llamar la atención: "a ver si alguien los ama por todo lo que tienen". Las personas que se "enamoran" de las personas que tienen poder, dinero y gloria, también se llevan un desengaño, más pronto que tarde, ya que lo que realmente buscaban y necesitaban era amor y no poder, dinero y gloria.

Cuando la "reina" se da cuenta de que el "rey" también tiene agujeros en los calzoncillos, o sea, que el amor que (realmente) buscaba no lo encuentra en su pareja, se frustra y se enfada, creando olas de ira y destrucción a su paso. La "reina" intentará cazar a otro rey que, supuestamente, no tenga agujeros en los calzoncillos, mientras que el "rey" volverá a cazar para crearse otras máscara más espectaculares de poder, dinero y gloria y así intentar captar el amor (del que no se cree digno) de la "reina".

Aún podemos Salvar el Planeta más Precioso del Universo: La Tierra

Las frustraciones, los desengaños, y los complejos derivados de éstos, siguen sembrando desolación en el planeta, Dios quiera que suceda solo durante un tiempo determinado y podamos salvar la Tierra.

Que fácil sería solo actuar con amor, y decir, pensar, sentir y actuar: "Ámame, lo necesito. Solo necesito que me ames, porque esa es mi esencia, y además necesito amarte.

Si no me crees, mira el mundo, mira a tu alrededor, y si no ves que vivimos en un mundo de cazadores acomplejados en destrucción perpetua, en vez de creadores naturales de amor, paz y felicidad, es que estás ciego.

¡Dios es un Dios de vida y no de muerte. Aún estamos a tiempo de salvar el planeta. Atrévete a amar y permítete ser amado! Yo te amo y deseo que me ames.

Damián Alvarez





Consigue el Libro "Chakra Sacro, Pasión de Vida"
de Damián Alvarez
Visita su Página de Autor:
http://www.bubok.es/autores/damianalvarez
Gran Era del Amor