domingo, 20 de noviembre de 2016

El Plexo Solar y el Amor

La Felicidad y la Realización Personal predisponen al Amor


Todo los Terapeutas  Sanadores e Investigadores de la Anatomía Energética Humana asocian el amor al Chakra del Corazón (y así es en verdad), pero ¿se puede amar con el Plexo Solar desequilibrado y/o bloqueado?.

El Sistema de Chakras Mayores forman un conjunto, están interconectados y la salud de un chakra afecta al resto de los chakras, así sea de forma positiva (si se encuentra equilibrado) o de forma negativa (si se encuentra desequilibrado).

La seguridad en sí mismo, el bienestar, la plenitud, la felicidad (Plexo Solar equilibrado) predisponen al amor, predisponen a compartir ese bienestar, esa plenitud, esa felicidad, en cambio la inseguridad, el poco amor propio, el miedo, los complejos (Plexo Solar desequilibrado) predisponen al rechazo, al egoísmo, a la no aceptación, a la duda.

Existen dos motivos por los que un individuo con el Plexo Solar bloqueado no puede amar:

El mejor Amor se Expresa con Salud plena porque el Amor es Salud

Primero, las enfermedades físicas causadas por los bloqueos energéticos en el chakra y manifestadas. Una persona enferma no tiene tiempo, ánimos, fuerzas para amar. ¿Como puede expresar amor una persona que solo se queja de los dolores horribles que le está causando la úlcera de estómago sangrante? ¿Cómo puede amar aquella persona cuyo cáncer de páncreas apenas le permite existir? Y sin pensar en enfermedades graves que le parece el individuo que aunque desea amar y ser amado lo tiene que hacer en los pocos intervalos de tiempo que le permite la acidez de estómago, las digestiones pesadas, las nauseas, las diarreas, los vómitos, la inflamación de estómago, los gases, los eructos y el mal aliento.

Segundo, los bloqueos en el Plexo Solar acomplejan, causan inseguridad, baja autoestima, poco amor propio, poca valoración personal, miedo, etc. ¿Cómo puedes amar si no te amas a ti mismo? ¿Cómo crees que te pueden amar si tu mismo no te amas?.
Existen personas que se atreven a decir que aman a los demás más que a ellos mismos y lo dicen con orgullo como si fuera algo positivo. La frase anterior es sólo un síntoma de poco amor propio, de poca valoración personal.
Ayúdate tu primero, luego podrás ayudar a los demás, ámate primero tu y luego podrás amar a los demás, valórate a ti mismo y luego podrás valorar a los demás.
Nadie tiene más valor que tu, nadie se merece tu amor más que tu, tu no eres menos que nadie, tu tienes el mismo valor que cualquier otra persona o más, pero nunca menos.

La Familia Feliz es consciente de que Tu y Yo somos la Humanidad

Las personas que se vuelcan en ayudar a otras personas, que se ocupan de los demás antes que de ellos mismos se están menospreciando, infravalorando y poca ayuda le están aportando a la humanidad. El ocuparte del prójimo antes que de tí mismo no es un acto de amor sino un método de evasión (“así no siento lo mal que estoy y me olvido de mis problemas que no deseo afrontar”), un síntoma de inseguridad total (“no me puedo ayudar a mi misma pero quizás puedo ayudar a los demás”).

¿Crees en verdad que amas a tus hijos cuando ellos mismo ven que tu misma no te amas? y ¿es quizás ese “amor” el que deseas inculcar en sus almas o deseas que ellos se amen realmente a sí mismos?.

“Ama a los demás como a ti mismo”.

Si quieres, por otro lado ayudar a la humanidad empieza con amarte a ti mismo y no al prójimo. No olvides que la humanidad también eres tu y si tu no te amas imposiblemente estarás amando a la humanidad. Por mucho que aportes, ayudes, desees a los demás, si no te amas tú, estarás de todas formas menospreciando al ser humano, porque tu eres un ser humano ¿o no?.

Primero tu, segundo tu y tercero tu, luego todos los demás. No es egoísmo, es inteligencia. Si yo me siento bien, sano, equilibrado, pleno, feliz, entonces realmente seré yo mismo: Un canal inmenso de amor puro desinteresado hacia todos los demás seres humanos, y eso por el mero hecho de existir.

Damián Alvarez
Gran Era del Amor